Cinco fotos que te harán replantearte el consumo de huevos

Más de 300 millones de gallinas se utilizan y matan cada año por sus huevos. Debido al hecho de que la industria del huevo esconde sus prácticas, muchas personas pueden pensar que el consumo de huevos no implica crueldad, pero nada podría estar más lejos de la realidad. Estas fotografías nos ayudarán a comprender la pesadilla que viven estos animales.

1. El corte del pico:

Cuando las gallinas sólo tienen unos pocos días de vida, una gran parte de su pico se corta con una cuchilla caliente. Este es un procedimiento extremadamente doloroso y que se hace mientras el animal está completamente consciente. Muchos animales sufren debido a esta práctica durante los dos años que pasan en una granja.

2. Vivir entre la suciedad:

Las gallinas no sólo viven hacinadas junto a otras en pequeñas jaulas, también viven entre amoniaco, suciedad y heces. Se trata de un entorno en el que la enfermedad y la muerte es habitual.

3. Enjauladas:

Las gallinas se mantienen en espacios tan pequeños que apenas pueden moverse. Estos animales nunca ven la luz del día o pueden respirar aire puro. En una granja industrial la vida de una gallina es completamente artificial, los tiempos de luz y alimentación son controlados para que el animal produzca tantos huevos como sea posible.

Debido a las terribles condiciones, muchas aves se quedan sin plumas, se les rompen sus huesos y/o mueren en las jaulas. Cuando un animal muere, muchas veces, sus cuerpo se pudre en la jaula, mientras que el resto de las aves hacen todo lo posible para sobrevivir. Gallinas que vivirán en estas condiciones durante dos años, después serán sacadas de la jaula y enviadas al matadero hacia una muerte horrible.

En la naturaleza las gallinas disfrutan tomando el sol y dándose baños de polvo. Las gallinas son animales sociales y curiosos que cuidan de sus crías. Su vida en estas granjas es un auténtico infierno.

4. Muerte:

Algunas gallinas están tan enfermas y agotadas que mueren antes de ser enviadas al matadero. Durante nuestras investigaciones hemos podido tomar decenas de fotos como ésta: animales que no aguantaron las condiciones de explotación y que no recibieron ningún tratamiento veterinario.

5. Hay esperanza:

Esta hermosa gallina fue rescatada por Igualdad Animal de una granja industrial. Cuando la rescatamos no tenía casi plumas, nunca había sentido la hierba o el sol en su cuerpo. Ahora vive en un hogar cariñoso y que cuida de ella.

Ella es un ejemplo de lo mucho que estos animales nos necesitan. Millones de personas en todo el mundo ya sustituyen los huevos en la cocina para no formar parte de toda esta violencia. Es fácil, sano y ¡salvas vidas!