Cinco motivos por los que los cerdos son tan geniales

Todos sabemos bien que los perros, gatos y otros animales que viven con nosotros poseen personalidades únicas, saben cómo comunicarnos sus deseos y también su felicidad o tristeza. También reconocemos que están dotados de inteligencia y que comprenden y adivinan nuestras emociones incluso más de lo que nosotros las de ellos.

Pero debido a que sabemos poco sobre cómo son los animales maltratados en las granjas, desconocemos que los cerdos poseen personalidades complejas, un mundo emocional profundísimo y también gran inteligencia. Si nos diéramos la oportunidad de conocerlos mejor, nos sorprendería comprobar que son tan o más adorables e inteligentes que nuestros queridos perros y gatos.

Hoy te mostramos 5 motivos por los cuales los cerdos son tan maravillosos:

1. Todo lo aprenden muy rápido

Son unos de los animales más rápidos de la naturaleza en aprender. La inteligencia de los cerdos supera a la de un niño de tres años, está a la par de delfines y elefantes, y aprenden más rápido que los perros y los primates. Pueden abrir y cerrar puertas, guiar a rebaños de ovejas, armar rompecabezas y resolver laberintos ¡e incluso jugar a videojuegos con un joystick!

 

 

2. Son muy limpios

Olvídate de todo lo que siempre has escuchado sobre que los cerdos son animales sucios y flojos porque la realidad es muy distinta: los cerdos son animales muy limpios, tanto que pueden convivir con nosotros de la misma forma que lo hacen los perros y los gatos. Además, a los cerdos les encanta bañarse con agua y si se dan baños de barro es para mantenerse frescos y protegerse del sol ya que no tienen glándulas sudoríparas.

¿Quieres recibir las mejores noticias de actualidad sobre los animales de granja?

¡Suscríbete gratuitamente a nuestro e-boletín!

 

3. Las cerdas son unas verdaderas «super mamás»

Al vivir en condiciones naturales muy diferentes al confinamiento, privaciones y maltratos de las granjas, los cerdos pueden conformar una unidad familiar matriarcal y los lechones son cuidados por parientes femeninas. Las cerdas son excelentes madres que se preocupan y darían todo por defender a sus hijos y sufren mucho cuando son separadas de ellos.

4. Son animales plenamente conscientes de su propia existencia

Un estudio realizado en la Universidad de Cambridge reveló que si a los cerdos los colocan delante de un espejo son capaces de reconocerse a sí mismos y, también, aprenden que los objetos que muestra el espejo son solo reflejos de los reales. Esta es una habilidad que comparten con muy pocos animales como los delfines, chimpancés y elefantes.

5. Poseen un lenguaje complejo

Los cerdos pueden emitir más de 30 sonidos que tienen significados específicos para expresar sus intenciones, estados de ánimo, advertencias, saludos y cuándo es la hora de comer.

Las cerdas emiten un llamado especial para avisarles a los cerditos que ya es hora de amamantar y estos ya desde recién nacidos reconocen las voces de sus madres.