Por poco tiempo todas tus donaciones se duplican, ¡Aprovecha esta oportunidad!
Un pollito amarillo que está de pie sobre una superficie blanca, mira hacia una pared que está a su derecha. Un pollito amarillo que está de pie sobre una superficie blanca, mira hacia una pared que está a su derecha.

Detrás de la cáscara: La vida robada a los pollitos macho


Cada año, 35 millones de pollitos macho nacen en la industria del huevo en España solo para ser sacrificados en sus primeras horas de vida. Considerados un “desecho” porque no ponen huevos ni son rentables para producir para carne, son triturados vivos, gaseados o aplastados. 

Pero, ¿qué pasaría si estos pollitos tuvieran la oportunidad de vivir una vida fuera de la industria? ¿Cómo sería su existencia si no estuvieran condenados desde el nacimiento?

En este blog, exploraremos cómo sería la vida que les ha sido arrebatada. Descubriremos cómo sería su desarrollo, sus interacciones sociales y su potencial si no vivieran confinados en criaderos industriales.

Un vínculo indestructible desde el interior del cascarón

Fuera de la industria, los pollitos nacerían de huevos incubados por sus madres gallinas. Desde antes de nacer, las gallinas establecen un fuerte vínculo con sus polluelos. Incluso dentro del huevo, emiten sonidos que ellos reconocen, creando un lazo único.

Tras la eclosión, los polluelos buscan instintivamente el calor y la protección de su madre. Se acurrucan entre sus plumas, encontrando en ellas un refugio seguro y acogedor.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Trento [1] que buscó identificar qué características tienen en común los pollitos y los bebés humanos, los pollitos recién nacidos tienen una predisposición natural hacia su madre. 

Poco después de nacer, ambas especies muestran preferencia visual por las caras de quien les cuida. Tanto los neonatos como los pollitos recién nacidos buscan inmediatamente, de forma instintiva, un guía fiable que les ayude a orientarse y a sobrevivir en el mundo. 

Los pollitos nacerían bajo el calor maternal

Lejos de las granjas, los pollitos podrían nacer bajo el calor y protección de sus madres gallinas. Un vínculo vital que les brinda seguridad, alimento y guía durante sus primeras semanas de vida. 

La madre gallina juega un papel fundamental en la vida de sus pollitos. Les enseña a buscar comida, picotear y reconocer los peligros. La interacción entre madre e hijos es esencial para el desarrollo emocional y social de los pollitos.

Sin embargo, en las incubadoras industriales, los pollitos macho son privados de este contacto fundamental, condenados a un frío y solitario inicio de vida.

Nunca llegan a conocer a sus madres, por lo que no reciben su protección, calor y atención. Apenas salen del cascarón y durante las pocas horas que vivirán antes de que los sacrifiquen en la forma más cruel, estos seres frágiles están absolutamente desprotegidos ante la violencia de la industria: desorientados, tiemblan de frío y pian sin cesar llamando a una madre que jamás vendrá. 

Vida fuera de la industria: los pollitos explorarían el mundo con sus hermanos

Los pollitos son criaturas curiosas y juguetonas. Junto a sus hermanos y bajo la mirada atenta de su madre, explorarian el mundo que los rodea, aprendiendo a buscar alimento, interactuar con otros animales y desarrollarse en un entorno enriquecedor, una oportunidad de descubrimiento y aprendizaje natural que le es arrebatada apenas nacen.

Si no fueran forzados a nacer en la industria, los pollitos crecerían picoteando hierba y semillas, disfrutando de la luz del sol y el aire fresco. Su desarrollo físico y mental se ve favorecido por la diversidad de estímulos y la posibilidad de explorar su entorno

Según un estudio de la neurocientífica y experta en comportamiento animal, Lori Marino [1], con apenas cinco días de nacidos los pollitos pueden recordar la trayectoria de una pelota oculta detrás de una pantalla, incluso luego de una espera forzada de tres minutos. Y al igual que las gallinas o gallos adultos, son capaces de recordar los componentes “dónde” y “qué” de la información sobre su comida.

Alcanzando la madurez

A medida que crecen, los pollitos macho se convierten en gallos fuertes y vigorosos. Su rol es esencial para la reproducción y la supervivencia de la especie. Protegen a las gallinas de los depredadores, fertilizan los huevos y mantienen el orden social de la bandada.

Su canto resuena en el campo, anunciando el amanecer y marcando el ritmo de la vida fuera de las granjas. Sin embargo, en la industria del huevo, no llegan a desarrollar ninguno de estos comportamientos naturales.

¡Alto a la crueldad!: Exijamos el fin del sacrificio de pollitos macho

La vida que les roban a los pollitos macho es una injusticia que debemos detener. Al reconocer su capacidad para disfrutar de una vida plena fuera de la industria, podemos comprender la magnitud del daño que les infligimos. Es hora de dar un paso adelante y exigir un fin a esta crueldad.

¡Firma ahora para poner fin al sacrificio de pollitos!

PROTEGE A LAS FAMILIAS

Un polluelo curioso reconoce la voz de su madre y la imprime inmediatamente después de nacer. Puedes defender estos lazos familiares eligiendo alternativas vegetales a los huevos.

[1] Babies and baby chicks have something in common

[1] Thinking chickens: a review of cognition, emotion, and behavior in the domestic chicken


Más populares