Muere otro tigre en una pelea en el Parque de Cabárceno

España, Cabárceno > Cantabria

La manada de tigres de Cabárceno ha vuelto a menguar por fratricidio. El grupo que llegó desde el Safari Park Vergel de Alicante en marzo de 2011 ha perdido a uno de sus siete miembros por una pelea entre dos machos dominantes. Esta familia fue traída hace un año precisamente para sustituir a la anterior, que quedó diezmada por ataques mortales entre los felinos. La verja provisional que se colocó para acotar el espacio durante el periodo de adaptación aún no ha sido retirada, ya que están pendientes de acometer obras para reforzar la seguridad del recinto. Disponer de más terreno facilitaría la cohabitación entre unos animales que, por naturaleza, son solitarios.

El ejemplar que mató a su rival y hermano todavía está aislado y se recupera de sus heridas. Las manadas de tigres de Bengala son espectaculares, pero muy difíciles de manejar, ya que en el medio natural son insólitas. Sólo es posible formar grupos con tigres que se han criado juntos desde que nacieron. Cabárceno consiguió un vistoso conjunto de ocho felinos tras juntar a tres camadas simultáneas hace trece años. Los ataques esporádicos entre los machos lo dejaron reducido a cinco individuos que formaban un núcleo unido y estable hasta que un ejemplar enorme y precioso se volvió agresivo y, en apenas dos semanas, mató a uno de sus hermanos y a una de sus hermanas.

La anterior dirección del parque aisló al animal fratricida y, dado que sólo quedaban dos supervivientes para soltar en la pradera, buscó una nueva manada. La encontró en el Safari Park Vergel, que se vio obligado a cerrar sus instalaciones en septiembre de 2010 por falta de rentabilidad y tuvo que recolocar a todos sus inquilinos en otros parques y zoológicos. El tigre que se ha peleado a muerte por defender su puesto en la jerarquía del grupo volverá a unirse a los otros cinco cuando se reponga de sus heridas. Le colocarán un implante que reduce sus niveles hormonales y tiene un efecto sedante. En el caso del ejemplar nacido en Cabárceno que mató a dos de sus hermanos el año pasado, el tratamiento farmacológico de larga acción no ha surtido efecto. El equipo veterinario le diagnóstico un trastorno psicológico y ha sido declarado en excedente. Su destino será un zoo en el que les interese disponer de un solo animal, ya que, como compañero, es letal.

La nueva dirección del Parque de la Naturaleza de Cabárceno quiere retirar la verja electrificada que se instaló en febrero de 2011 y que complica la convivencia entre los tigres, al restringir sus posibilidades de movimiento. En caso de disputas territoriales, no pueden repartir sus dominios. Pero antes de soltarlos es necesario ejecutar obras para reforzar la seguridad del recinto, ya que hay puntos por los que podrían llegar a escapar estos ágiles animales.

Querer poner cotas a la libertad de los animales, por muy grandes que estas sean, sigue siendo más un ideal estético, incapaz de satisfacer en forma alguna a las necesidades reales y a los intereses de libertad propios de los animales.

Como en este caso, ni un amplio espacio ha sido suficiente para controlar los instintos de territorialidad propios de individuos de esta especie que, en condiciones de libertad, están acostumbrados a recorrer y dominar enormes espacios abiertos. Los combates fratricidas entre tigres son muy escasos, dándose combates fatales en casos esporádicos. En la mayor parte de los casos, estos combates se resuelven con una mera representación por parte de los contendientes, ganando aquel que aparenta demostrar mayor fortaleza ante el otro.

Igual que cada uno de nosotros, valoramos y necesitamos de nuestra libertad para disfrutar de nuestras vidas, el resto de los animales también tienen interés en ser propietarios de su propia libertad.


Fuentes: