La huelga de transportistas en Brasil provoca la muerte de 70 millones de aves

Brasil

El pasado 21 de mayo se inició en Brasil un gran paro general de transportistas que, en tan solo una semana, ha perjudicado gravemente a los animales mantenidos en granjas industriales.

La Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), conformada por los mayores productores y exportadores de carne de cerdo y pollo del país, entregó un preocupante balance de los primero ocho días. En el mismo, destaca que «se han muerto casi 70 millones de aves como consecuencia directa de la huelga (incluida la imposibilidad de transportar bienes y alimentos hasta las granjas), mientras que 1.000 millones de aves y 20 millones de cerdos están en riesgo de muerte».

La ABPA también advirtió que la continuidad de la huelga implica un riesgo para el país y exige la acción inmediata del Gobierno porque resulta imposible esperar más. Pero a pesar de que el pasado lunes 28 de mayo el Gobierno anunció un acuerdo con los protestantes, la paralización continúa.

Resulta difícil imaginar lo que deben haber sufrido los animales que murieron de hambre y lo que están sufriendo los que aún permanecen dentro de la granjas sin recibir alimentos. Ya sea debido a inundaciones, incendios o situaciones como esta, el destino de los animales atrapados dentro de la industria ganadera no escapa jamás del sufrimiento y la muerte.