Por primera vez un acuerdo comercial de la Unión Europea condiciona el pago de aranceles al bienestar animal

Los huevos importados de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay a la Unión Europea deberán cumplir con los estándares de bienestar animal europeos si quieren evitar los aranceles y beneficiarse de los términos provisionales del nuevo acuerdo comercial UE-Mercosur.
La importancia de este acuerdo reside en que es la primera vez que la eliminación de los aranceles se condiciona al cumplimiento de requisitos de bienestar animal.

El Eurogrupo por los Animales considera que este acuerdo marca un punto de inflexión importante en la política comercial de la Unión y reclama que se establezcan requisitos similares también para las importaciones de productos cárnicos y derivados del huevo.

El Eurogrupo por los Animales reclama que se establezcan requisitos similares para las importaciones de productos cárnicos y derivados del huevo.

Este acuerdo se ha hecho público tras la reunión de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural mantenida en el Parlamento Europeo el pasado 2 de octubre. 

En 2012, la UE exigió a los productores de huevos de los países comunitarios la ampliación del espacio de las jaulas y su enriquecimiento. Por ello las condiciones de las gallinas enjauladas en Europa son algo mejores que las de otros países como Brasil, Argentina o Paraguay. 

Pese a todo, la vida de las gallinas enjauladas continúa siendo extremadamente dura; carecen de acceso al exterior, el espacio por gallina es aproximadamente del tamaño de un folio y pisan constantemente sobre un suelo de alambre inclinado. 500 millones de gallinas siguen viviendo enjauladas en Europa durante toda su vida.  

Que los países de Mercosur tengan que adaptarse a las mejoras establecidas por la Unión Europea evitará parte de su sufrimiento a millones de gallinas.

¿Quieres recibir las mejores noticias de actualidad sobre los animales y opciones de alimentación?
¡Suscríbete gratuitamente a nuestro e-boletín!