Cinco prácticas comunes en mataderos que tienes que conocer

Seguro que no sabes cómo funciona un matadero o cómo llegan a él los animales. Es normal, la industria cárnica nos oculta sus procedimientos rutinarios. Ningún colegio llevaría a los niños de excursión a uno de estos inhumanos lugares.

Para poder conseguir que los consumidores compremos sus productos, la industria de la carne ha de mantener oculto a nuestros ojos el horror cotidiano al que se enfrentan millones de animales cada día.

A continuación te contamos algunos de los procedimientos comunes de los mataderos. Porque estar informado es una opción de todos los consumidores compasivos y responsables. Si eres amante de los animales, seguro que encontrarás esta información necesaria e indignante.

1. Ayuno forzado

Se deja de alimentar a los animales hasta 48 horas antes de ser enviados al matadero para que en su aparato digestivo no haya restos que dificulten el procesado de la carne.

2. Transporte inhumano

Se envía al matadero a los animales hacinados en camiones que pueden llegar a recorrer largas distancias durante las cuales no reciben alimento ni bebida. Para algunos animales será la primera y última que vez que vean la luz del sol, ya que vivieron sus vidas en granjas industriales iluminadas artificialmente.

Para aves como pollos y gallinas el viaje al matadero suele hacerse de noche, ya que estos animales desarrollan menos actividad cuando no hay luz.

3. Esperando el fin

Los animales han de esperar su turno en el matadero. La espera dura uno o dos días. Algunos animales como cerdos y vacas presencian cómo sus compañeros son enviados a la muerte, y sufren terriblemente sabiendo que ellos serán los siguientes.

 

 

4. Electrocución

Antes de morir se usan distintos tipos de mecanismos para dejar inconscientes a los animales antes de ser degollados. A los cerdos se les deja inconscientes electrocutándoles con pinzas que se aplican en sus sienes. A los pollos y gallina se les hace pasar cabeza abajo por agua electrificada. A las vacas se les taladra el cráneo con una pistola especial que introduce un proyectil retráctil en su cerebro. A pesar de estos mecanismos en muchas ocasiones los animales llegan plenamente conscientes al momento de su degüello.

5. Muerte cruel

El degüello se produce cabeza abajo y en serie. El motivo de hacerlo boca abajo es para que se desangren en menos tiempo, lo que resulta comercialmente beneficioso para el posterior procesado de la carne.

Los mataderos “procesan” a muchos animales al día, por lo que su funcionamiento es similar a una cadena de montaje. Las vacas y cerdos, animales de gran peso, son izados del suelo de las patas traseras, produciéndoles desgarros y roturas. Tras ello, son degollados por los matarifes, sus estertores se pueden alargar interminables minutos.

Los pollos y gallinas son colgados boca abajo en cintas móviles. Son degollados mecánicamente por máquinas. En los mataderos de aves casi todo está automatizado. Pueden llegar a matar a más de 50.000 animales a la semana.

Para evitar el horror cotidiano que viven millones de indefensos animales en los mataderos puedes sustituir la carne en tu alimentación. Millones de compasivas personas de todo el mundo ya lo están haciendo.