La profunda (y aún desconocida) vida emocional de los animales de granja

Los animales de granja también sienten. Os contamos algunos rasgos de su capacidad emocional, algo que pasa totalmente desapercibido dentro de la industria cárnica.

1. Pollos

Haz una prueba: piensa en un pollo; ¿en qué piensas exactamente? Hay probabilidades de que sea en esos animales que vienen en bandejas en el supermercado o que dan vueltas mientras se asan. Pero estos frágiles y sensibles animales tienen algunos secretos que hoy vamos a descubrir.

Dejemos que hablen los expertos:

«Los pollos y las gallinas muestran un comportamiento social sofisticado; pueden reconocer y recordar a más de 100 compañeros. Tienen más de 30 tipos diferentes de vocalizaciones».

Dr. Joy Mench. Profesor y director. Centro para el Bienestar Animal (Universidad de California)

«Contrariamente a lo que uno pudiera oír por parte de la industria, los pollos y las gallinas no son animales sin mente, son animales con comportamientos complejos, aprenden rápido, muestran organizaciones sociales ricas y tienen un diverso repertorio de llamadas entre ellos. Cualquiera que haya convivido con gallinas reconocerá diferencias en las personalidades de cada una de ellas».

Dr. Bernard Rollin. Profesor de Ciencia Animal (Universidad Estatal de Colorado).

2. Vacas

Las vacas son animales sociables e inteligentes a quienes les gusta pasar su tiempo con otras compañeras. Algunas son tímidas, otras aventureras y sociables, otras recelosas de los suyos, ¡justo como nosotros!

La relación entre la madres y la cría son especialmente fuertes, y empieza cuando la madre se aparta del grupo para dar a luz a su cría. Una vez nacida, la madre empieza a lamerla y con ello se va familiarizando con su olor. A las madres les gusta dormir junto a sus hijos, cuidarlos y protegerlos.

3. Cerdos

Los cerdos son animales muy limpios que evitan ensuciar las zonas donde viven, si disponen del espacio suficiente tienen cuidado de no manchar las zonas donde comen o duermen. Si se bañan en barro o lodo es simplemente para mantener su temperatura corporal baja ya que estos animales son incapaces de sudar, además esta actividad contribuye a eliminar parásitos de la piel.

A menudo se dice que los cerdos tienen una inteligencia equivalente a la de un niño de tres años; lo cierto es que diferentes estudios demuestran que tienen una gran memoria.

Además sueñan, reconocen sus nombres e incluso son capaces de «representaciones abstractas», siendo capaces de grabar una imagen en su mente durante mucho tiempo.

4. Gallinas

Las gallinas son animales sensibles e inteligentes además de muy sociables, seres a quienes les gusta pasar el día limpiándose y acicalando sus plumas, picoteando, tomando el sol o dándose baños de arena.

Muchos creen que la protección de las crías es un atributo propio de los mamíferos, pero aves como las gallinas muestran que no hay nada más alejado de la realidad. Las madres emiten ruidos a los que sus hijos no nacidos responden desde dentro los huevos. Las gallinas protegen a sus pequeños, y prefieren tener nidos privados en áreas protegidas.

¿No son maravillosos todos estos animales? Si les damos la oportunidad, crean vínculos con nosotros rápidamente, ¡justo como nuestros queridos perros y gatos!

Si quieres ayudar a estos increíbles animales puedes hacerlo consumiendo alternativas a la carne, huevos y leche más a menudo, o incluso completamente. ¡Cada vez más personas lo hacen! ¿A quién no le gusta ayudar a seres tan adorables?