Miles de millones de peces convertidos en pienso para las piscifactorías

Los científicos predicen que en torno a 2048 la mayor parte de las poblaciones de peces habrán desaparecido debido en gran medida a la pesca. Al mismo tiempo las piscifactoría no cesan de crecer y actualmente la mitad del pescado que se consume en el mundo procede de estas granjas acuáticas.

Pese a que a primera vista la acuicultura puede parecer una solución a la colapso del océano no viene si no a acrecentar aún más el problema. A nivel mundial, cada año se sacrifican entre 40.000 y 120.000 millones de peces de piscifactoría pero para alimentarlos, al ser la mayoría de ellos especies carnívoras, ha sido necesario previamente capturar en el mar 450.000 millones de otros peces para fabricar piensos. Un ejemplo muy gráfico es que para alimentar a un salmón en cautividad son necesarias 500 anchoas procedentes del mar.

A causa del confinamiento los peces sufren otras enfermedades como la deformidad de la cola por falta de vitaminas, hígado graso, hemorragias en la piel y asfixia por la mala calidad del agua. 

Aunque nos sintamos más alejados de ellos que de los mamíferos, los peces al igual que estos sienten dolor, placer y otras emociones. Tienen memoria a largo plazo y forman estructuras sociales complejas. Por ello sufren también de enfermedades mentales a causa de las crueles condiciones de vida en las que se ven forzados a vivir. 

«Yo no diría que se están suicidando, pero fisiológicamente hablando, están al borde de lo que pueden tolerar, y como permanecen en este ambiente, terminan muriendo a causa de esta condición»

Marco Vindas, Royal Society of Open Science

Según una investigación realizada por la Royal Society Open Science, hasta una cuarta parte de los peces de las piscifactorías frenan su crecimiento y mueren. Estos peces conocidos como los “desertores” exhiben comportamientos y química cerebral casi idénticos a los de personas muy estresadas y deprimidas.

Las técnicas utilizadas para matarlos son también brutales y en raras ocasiones son aturdidos previamente. En muchos casos son desangrados cortandoles las branquias sin haber sido aturdidos previamente, congelados vivos o como en el caso de la anguilas sumergidas en sal y destripadas estando conscientes.

Los peces son los animales más utilizados del planeta. Tres billones mueren en silencio cada año para producir comida.

Fuentes:

CIWF: https://www.ciwf.org.uk/farm-animals/fish/

Animal Australia: https://www.animalsaustralia.org/features/fish-in-farms-are-depressed.php