Susie: La cerdita bebé que escapó de un terrible destino

Para Susie la vida fue dura desde su primer respiro: nació en una granja industrial y en condiciones terribles. Allí lo que lo único que le esperaba era ser utilizada como máquina reproductora, ver cómo le arrebatarían sus hijos uno tras otro y vivir hacinada en tristeza y sufrimiento hasta que fuera llevada al matadero.

Un buen día Susie escapó de la granja. Siendo tan pequeñita seguramente habrá encontrado la manera de escabullirse por algún espacio. Pero más allá de la granja, el mundo exterior era también un lugar hostil para alguien como ella: sola, pequeña y desprotegida. Mientras corría buscando algún refugio alguien la hirió y de no ser por una joven pareja que decidió ayudarla, Susie estaría hoy muerta.

El equipo de Santuario Igualdad supo de Susie a través de las redes sociales y establecieron contacto con sus protectores para echarles una mano con ella ya que sabían que había sido hospitalizada debido a la gravedad de una herida en su patita trasera y una fractura en la delantera. Al conocerla, se sorprendieron de lo pequeña que era y su valentía por haber escapado y sobrevivido, además de su ternura y gran personalidad, los enamoró a todos.

Susie necesitó de muchos cuidados por su condición y por ser una cerdita recién nacida. Actualmente, se encuentran cuidada y muy amada en el Santuario y en espera de un nuevo diagnóstico de un veterinario especialista en traumatología. Deseamos que este pueda indicar el mejor camino a seguir para ayudar a Susie a tener la vida que ella y todos los animales merecen.