Peces cebra explotados para probar fármacos

, Donostia

La compañía biotecnológica donostiarra Biobide ha desarrollado un método que utiliza el pez cebra para medir la eficacia farmacológica de los nuevos medicamentos en fase de investigación para el tratamiento del cáncer.

Sus investigadores han realizado un ensayo que ha permitido "detectar la capacidad de un compuesto para inhibir la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos a partir de los ya existentes)", que es un proceso fisiológico "fundamental para el desarrollo tumoral, en las metástasis", además de encontrarse "implicado en otras patologías como la retinopatía diabética o la psoriasis".

La compañía ha explicado su interés en utilizar en concreto peces cebra en sus investigaciones. Es un animal que "destaca por una coincidencia genética superior al 85% con los seres humanos, además de que sus embriones son transparentes y se desarrollan en 24-48 horas". Estas circunstancias permiten estudiar los efectos que se producen en estos animales cuando se les administran nuevos compuestos, con menores costes y en unos tiempos sensiblemente inferiores a los de otros animales.

El cáncer es una enfermedad terrible que causa muchísimo sufrimiento y muerte entre los seres humanos. Pero los demás animales no tienen la culpa de lo que nos ocurra a nosotros. Es injusto que les privemos de sus vidas y de su libertad para nuestro beneficio. Debemos avanzar en la búsqueda y desarrollo de alternativas a la experimentación con animales para lograr una ciencia que salve vidas sin provocar víctimas.