Igualdad Animal impulsa la instalación de sensores en los trenes de India para evitar atropellos a elefantes y otros animales

, India

Igualdad Animal escribió al ministro de Medio Ambiente y Bosques (MoEF) instándole a considerar la instalación de sensores en los trenes para evitar los atropellos de elefantes y otros animales que se producen habitualmente en torno a las líneas de ferrocarril indias. Gracias a estos dispositivos, se podría detectar la presencia de animales -móviles o inmóviles- en las vías y prevenir los desafortunados accidentes.

«Nuestra carta con las sugerencias fue transmitida por el MoEF al Ministerio de Ferrocarriles en 2010. Los dispositivos sensores son utilizados por las empresas internacionales de vehículos y también en algunos trenes y barcos, habiendo probado su eficacia para evitar colisiones», afirma Amruta.

Siguiendo las recomendaciones de Igualdad Animal, el Ministerio de Ferrocarriles y el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques (MoEF) han decidido unir sus esfuerzos para llevar a cabo el proyecto de una red inalámbrica de sensores; proyecto que será desarrollado por el Instituto Indio de Tecnología (IIT) de Nueva Delhi e implantado en fase piloto en el norte de Bengala Occidental próximamente.

Este sistema de protección está pensado para detectar la presencia de elefantes y otros animales en las vías del ferrocarril, activando un sistema de señales que alertan al jefe de estación, que advierte a su vez a los trenes para que reduzcan la velocidad o se detengan.

«El departamento forestal nacional y diferentes organizaciones de bienestar animal vienen interviniendo desde hace años conjuntamente en algunas zonas, poniendo en marcha medidas tales como patrullaje, cercas eléctricas, instalación de carteles y vallas publicitarias, nivelación de terraplenes, concienciación entre los maquinistas y el personal de trenes, etc., así como limpiando de vegetación las esquinas ciegas para mejorar la visibilidad. Todas estas medidas parecen haber tenido éxito, pero sólo hasta cierto punto. Aún quedaba mucho por hacer, ya que los trenes seguían matando elefantes.»


Fuentes: