Los jabalíes, en medio de una batalla por su liquidación

, Michigan

Una ordenanza estatal de exterminio, aprobada en diciembre del año pasado, incluye nueve características a tener en cuenta para determinar si un animal es un cerdo asilvestrado o un jabalí salvaje. Cualquier cerdo que tenga una sola de tales características, debe ser liquidado.

Tal ordenanza impediría que Baker, un ganadero de Michigan, siguiera lucrándose con la muerte de los casi 100 jabalíes que actualmente explota en su granja para abastecer de carne a gourmets selectos. Es por esto que el granjero ha desafiado la ordenanza, iniciando una batalla personal contra el Estado.

Baker ha colocado en su web fotografías de su granja, con un vídeo donde explica la evolución de su querella con el estado de Michigan. Además, recolecta donaciones para financiar los costos de abogados y expertos. En esta misma web, se explica cómo criar y engordar cerdos para convertirlos en embutidos, cómo realizar matanzas – incluyendo quemaduras y rascado – o el uso que le dan a sus vísceras una vez muertos, además de otras formas de abuso hacia los animales. Todas estas técnicas son presentadas en cursos prácticos destinados al público por 250 dólares por persona.

En esta lucha legal emprendida por el ganadero, se ven envueltos cientos de jabalíes que, independientemente de quién salga "vencedor", acabarán pagando con sus vidas el trágico destino de ser utilizados como meros objetos en medio de disputas humanas. Y es que la intención del estado de Michigan, como la de Baker o cualquier otro ganadero, es acabar finalmente con la vida de animales inocentes.

Los motivos por los cuales debemos rechazar la matanza de los animales considerados "invasores", son los mismos por los que debemos oponernos a la muerte de aquéllos a quienes se considera habitualmente "comida": ninguno de ellos quiere morir.

Sólo si dejamos a un lado las etiquetas que los condenan para verlos como lo que realmente son, individuos únicos con unas ganas tremendas de disfrutar de sus vidas, vidas que solo deberían pertenecerle a ellos mismos, podremos poner fin a estas masacres.


Fuentes: