Condenado a 40 años de cárcel por cazar rinocerontes de forma ilegal

España, Johanesburgo > Sudáfrica

Un ciudadano tailandés ha sido condenado a 40 años de prisión por organizar “falsos" torneos de caza de rinocerontes en Sudáfrica con la intención de vender posteriormente los cuernos de estos animales en el mercado negro internacional.

Chumlong Lemtongthai fue declarado culpable de pagar a prostitutas para que se hicieran pasar por cazadores y obtener así los cuernos, los cuales fueron puestos a la venta en el lucrativo mercado de la medicina tradicional asiática. Se cree que él y su grupo se hicieron con alrededor de 26 cuernos de rinoceronte.

 

Al dictar sentencia, el juez declaró que no quería que sus nietos crecieran sin poder ver rinocerontes, según un testigo presencial.

El portavoz de la Fiscalía Nacional, Phindi Louw, dio buena acogida a la sentencia, de la que opina que «va a enviar un fuerte mensaje de que los sudafricanos, como país, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para preservar nuestro patrimonio».

 

 

Las autoridades afirman que 528 rinocerontes han muerto ya este año a manos de cazadores furtivos, superando con creces los registros de años pasados. Lemtongthai aún puede apelar su sentencia.

El secretario de Medio Ambiente, Edna Molewa, incluso pidió para Lemtongthai una sentencia "más estricta" de lo habitual, que le hubiera supuesto una pena de cárcel de 260 años.

Por contradictorio que parezca, la caza de rinocerontes sigue siendo una práctica legal en Sudáfrica, aunque la concesión de permisos de caza se restrinja a afiliados a una asociación debidamente registrada.


Fuentes: