El granjero que decidió dejar de matar animales

Howard Lyman es un granjero estadounidense de cuarta generación que por más de veinte años se dedicó a enviar a miles de vacas al matadero. Un día se encontró haciéndose una pregunta que cambiaría por completo su vida: ¿deberíamos seguir comiendo animales?

Ese momento fue el punto de no retorno para Lyman: «Yo sabía cómo lucían esos animales en el área de matanza. Yo sabía lo que había en sus ojos y yo era la persona que los había llevado hasta ahí».

 

«Todo aquello en lo que había creído durante toda mi vida estaba en riesgo porque conducía una empresa construida sobre la matanza de animales».

 

 

Lyman no solo vendió su granja de 1200 acres sino que se quedó con 126 que convirtió en un refugio de animales de granja y también empezó a alimentarse con alternativas a la carne.. Desde entonces se ha dedicado incansablemente a hacer campañas y a recorrer el mundo dando conferencias para promover la alimentación vegana y la agricultura orgánica.

«El camino comienza con la acción individual. Lo primero que cualquiera de nosotros debe hacer es tomar su tenedor y comprometerse a sacar a los animales de ahí…Yo voy a hacer todo lo posible por salir y hacer la diferencia».

Su historia ha sido presentada en los documentales Peaceble Kingdom: The Journey Home, y Cowspiracy, entre otros.

La historia de Howard Lyman, el granjero que dejó de comer carne y se convirtió en protector de los animales y el medioambiente, nos demuestra que al  mirar a los ojos de un animal de consumo podemos reconocer que hay también alguien viéndonos al otro lado.

 

 

Si quieres estar al tanto de cómo ayudar a los animales, suscríbete ahora a nuestro e-boletín y recibirás de forma gratuita las mejores noticias de actualidad sobre los animales y las mejores opciones de alimentación.