9 razones para admirar la inteligencia y sensibilidad de los animales de granja

España

¡Definitivamente los animales no dejan de sorprendernos! Nos maravillamos ante las increíbles habilidades físicas de animales como tigres, gacelas, monos o delfines y de los perros y gatos que viven con nosotros. Admiramos su inteligencia, y su sensibilidad y empatía nos enternece y cautiva.

Sabemos que podríamos pasar horas viendo videos de todo tipo de animales, hacemos videos y fotos de los que viven con nosotros y las compartimos en redes por que definitivamente ¡nos encantan como son!

Seguramente te sorprendería saber que un grupo de animales de los que conocemos muy poco porque no son tan populares como aquellos que sueles ver en la televisión o en internet son igualmente increíbles, dotados de inteligencia, destrezas y alta sensibilidad.

Ellos son los pollos, cerdos, vacas, gallinas y peces a quienes se suele llamar también “animales de granja” porque lamentablemente pasan la mayor parte de su vida dentro de ellas.

¡Estamos seguros que te encantará saber lo increíbles que son!

 

1.Pueden razonar para formar opiniones y planificar su futuro.

Las vacas se preocupan por su futuro y lo que les pueda ocurrir a ellas y a sus hijos. Al igual que otros animales, aprenden a protegerse y se mantienen alejadas de aquello que les ha causado un daño en el pasado como las vallas eléctricas, humanos y otros animales.

Un estudio de la Universidad de Macquarie en Australia sobre el comportamiento de un grupo de gallinas demostró que estas usan la lógica y la razón para elegir a los gallos con quienes desean aparearse luego de observarlos y formarse una opinión sobre ellos.  

 

2. Se comunican a través de lenguajes complejos.

Los cerdos pueden emitir más de 30 sonidos para expresar sus necesidades y estados de ánimo y las gallinas emiten ruidos a los que sus hijos aún no nacidos responden dentro de sus huevos. ¿Sorprendido? ¡Seguro que sí!

Por su parte, los pollos también tienen 30 tipos de vocalizaciones para advertir a los miembros de su grupo sobre la presencia de depredadores, comida, alarma y miedo.

 

3. Forman complejas organizaciones sociales y sólidas amistades.       

Multitud de expertos en comportamiento animal aseguran que las vacas tienen complejas vidas sociales y que debido a su impresionante memoria son capaces de tener amistades durante toda su vida o rechazar a otras vacas que les hayan hecho daño a ellas o a los suyos.

En libertad los pollos pueden establecer complejas jerarquías sociales. Cada uno de ellos conoce su rango en la pirámide social y esto les permite vivir en armonía. Al momento de realizar una tarea siguen las instrucciones del miembro dominante del grupo.

                                                                                                                                                                                                       

 

4. Su inteligencia puede ser superior a la de un niño, delfines, primates y otros animales considerados como los más inteligentes.

¿Sabías que los cerdos son super inteligentes? ¡Sí! Los cerdos son unos de los animales más inteligentes que habitan el planeta. Su inteligencia que supera a la de un niño de tres años está a la par de delfines y elefantes y aprenden más rápido que los perros y los primates.  

Las vacas disfrutan resolviendo problemas de lógica. Tan notable es su inteligencia que son muy comunes las historias de vacas que se han valido de ella para recorrer muchas millas hasta reunirse con sus terneros o para escapar del matadero.

Incluso cuando se les quita un objeto y se les oculta, los pollos son capaces de comprender que éste todavía existe. No son muchos los animales que tienen la capacidad de hacer esto, y tampoco los niños humanos.

 

 

 

5. Poseen una memoria realmente sorprendente.

Los peces (al igual que los pollos) pueden reconocer a más de 100 individuos diferente durante meses así como el rango de cada individuo y elaboran y retienen complejos mapas mentales de su entorno. Los salmones tras nadar miles de kilómetros pueden reconocer el olor del agua donde nacieron.

Las vacas tienen una impresionante memoria espacial [1] que les permite recordar rutas migratorias, lugares donde encontrar agua, las mejores zonas para pastar y el lugar dónde dejaron a su ternero para hacerlo.

 

6. Son capaces de transmitir conocimientos de generación en generación.

Los pollos y gallinas entienden el concepto de causa y efecto y cuando aprenden algo nuevo se lo enseñan a  sus polluelos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7. Pueden ver y escuchar lo que tú y yo jamás escucharemos ni veremos.

Las vacas tienen un excelente oído y son muy sensibles a los sonidos agudos, de hecho pueden percibir sonidos inaudibles para nosotros ya que mientras que nosotros podemos percibir sonidos de frecuencias de hasta 3.000 Hz ellas son sensibles a sonidos de 8.000Hz [2], [3].

Muchos peces pueden ver mejor en la oscuridad que los felinos y percibir la luz ultravioleta además de dirigir sus ojos hacia diferentes direcciones de forma independiente.

 

8. Aprenden comportamientos engañosos para sobrevivir.

Las capacidades de aprendizaje de los peces son comparables con las de algunos mamíferos. Pueden colocarse boca arriba y fingir que están muertos engañando a otros peces y capturarlos cuando estos se aproximen. También evitan los anzuelos luego de ver cómo otros peces han sido capturados en ellos.

Los pollos son capaces de aprender comportamientos y trucos que les permitan superarse luego de conocer el éxito o fracaso de otros miembros de su comunidad.

Y los cerdos son tan astutos que suelen engañar a otros cerdos que puedan quitarles su comida llevándolos a otros sitios donde no la hay. ¿super listos, no?

 

9. Se preocupan por otros y se deprimen ante el dolor.

Los animales conocen la tristeza y por esto apoyan otros individuos de su grupo.

Las vacas utilizadas por la industria láctea se deprimen profundamente cuando son separadas de sus hijos. Su llanto que se manifiesta en sus mugidos es consolado por otras vacas que se acercan a ellas para demostrar su empatía al ser plenamente conscientes de esta triste realidad.

Diversos estudios han demostrado que cuando pierden a algún miembro de su grupo los peces muestran síntomas de depresión como aletargamiento, palidez o caída de aletas.

 

Anímate a conocer cómo puedes ayudar a los animales, suscríbete a nuestro e-boletin y recibirás de forma gratuita las mejores noticias de actualidad sobre los animales y las mejores opciones de alimentación.

 

[1] Bailey, D. W., L. R. Rittenhouse, R. H. Hart and R. W. Richards. 1989. Characteristic of spatial memory in cattle. Appl. Anim. Behav. Sci. 23:331-340.

[2] Ames, D.R. (1974) Sound stress and meat animals. En: Proceedings of the International Livestock Environment Symposium. SP-0174, American Society of Agricultural Engineers, St. Joseph, Michigan, p. 324.

[3] Heffner, R.S. y Heffner, H.E. (1983) Hearing in large mammals: horse (Equus caballus) and cattle (Bos taurus). Behavioral Neuroscience 97 (2), 299-309.