Kat Von D, como nunca la habías visto

Kat Von D se ha unido a Igualdad Animal para presentar la nueva experiencia de nuestro proyecto de realidad virtual, iAnimal. Lo que no podía imaginar, es que iba a romper a llorar haciéndolo.

Con las gafas de realidad virtual puestas, una Kat Von D visiblemente afectada por la experiencia, rompe a llorar, «no sé qué decir… Pienso tantas cosas», comienza a decir.

El resto lo puedes ver en el tráiler que Igualdad Animal acaba de lanzar promocionando una nueva experiencia de iAnimal, esta vez en granjas industriales de pollos. (Trailer más abajo).

Para ver el vídeo en 360º presentado también por Kat Von D, visita ahora nuestra página web iAnimal.es. No te va a dejar indiferente.

Los pollos son los animales más consumidos en el mundo. En todo momento hay 60.000 millones de pollos viviendo en condiciones de extremo hacinamiento en granjas industriales. Es el equivalente a la población humana de 7 planetas Tierra.

Estos sensibles animales son enviados al matadero con tan solo 40 días de edad aproximadamente. Muchos de ellos ni siquiera consiguen sobrevivir hasta ese momento y mueren debilitados por enfermedades en las propias granjas.

La industria cárnica, a través de décadas de hibridación y selección artificial, ha conseguido una raza de pollos que solo existe para el consumo humano. Estas aves crecen a un acelerado ritmo antinatural para ganar masa muscular cuanto antes. De esta manera la industria maximiza sus beneficios a costa del sufrimiento de estas aves, ya que desarrollan enfermedades por un crecimiento tan rápido.

Sin saberlo, los consumidores están alimentándose con animales deformes y débiles, que son atiborrados de antibióticos a través del pienso con el que son alimentados.

Es el precio que pagan animales y consumidores en un sistema alimentario roto y sumido en la lógica de maximizar beneficios al mínimo coste.

Ellos, sensibles animales en manos de macrointereses económicos de la industria cárnica, lo pagan con una vida de sufrimiento. Nosotros, consumidores engañados por industrias alimentarias sin escrúpulos, lo pagamos consumiendo animales sometidos condiciones de vida y a prácticas que pocos podríamos presenciar. No sin romper a llorar o a indignarnos con la falta de compasión.

Ahora, Kat Von D también lo sabe. La siguiente persona, si quieres, puedes ser tú.

Si quieres saber cómo ayudar a los animales, suscríbete ahora a nuestro e-boletín y recibirás de forma gratuita las mejores noticias de actualidad sobre los animales y las mejores opciones de alimentación.