La carne de pollo es una de las mayores causantes de maltrato animal

Muchas compasivas personas amantes de los animales están dejando de comer “carnes rojas”. Movidas por la empatía, dan este primer paso en su deseo de unirse a millones de otras personas que están sustituyendo la carne en su alimentación.

Esto es una buena noticia como cualquiera puede ver, pero, ¿hay alguna consecuencia negativa?

La respuesta es sí, la hay. Una muy importante que todas las personas que no quieren hacer daño a los animales deben conocer. A menudo al rebajar el consumo de carnes rojas o sustituirlas por completo las personas comienzan a consumir más carne de pollo.

Esta carne es considerada “más saludable”, además de ser una de las más baratas del mercado.

Todos los animales que nacen en las manos de la cruel industria de la carne llevan vidas terribles sometidas a la más extrema violencia. La vida de lo pollos resulta una pesadilla desde el primer día de su vida. Lo acaba de demostrar la nueva investigación en incubadoras industriales de pollitos destinados al consumo de carne.

La carne de pollo es la más consumida a nivel mundial. Esto lleva a que haya tres pollos por cada humano en el planeta. En todo momento, en el mundo hay 20 billones de pollos cuya vida acaba en el matadero a los 40 días de edad aproximadamente.

Se necesitan aproximadamente 225 pollos para conseguir la misma cantidad de carne producida por una sola vaca.

Como consecuencia, al comer carne de pollo, muchos más animales han de pasar por el tormento de una vida en manos de la inhumana industria de la carne.

¿Hay solución? Sí, la hay, y en esta guía que puedes descargarte de manera gratuita tendrás las claves para consumir alternativas a la carne evitando así que estar terribles industrias dañen a los animales. ¡Esperamos que te sea de ayuda!