Una campaña mundial pide al Papa que sea vegano durante la Cuaresma

El propósito de la iniciativa ‘Million Dollar Vegan’, liderada por la activista Genesis Butler, de 12 años, es animar a las personas a comer menos carne y lácteos para combatir el cambio climático. Para ello lanzan un desafío al Papa: hacerse vegano durante la Cuaresma. A cambio, recibiría un millón de dólares destinado a la organización benéfica que elija.

La campaña que se ha lanzado de forma simultánea en 15 países tiene como objetivo concienciar sobre los efectos de la ganadería industrial.  Al frente está Genesis Butler, una pequeña estadounidense que es activista y vegana desde los 6 años, y la persona más joven de la historía en dar una charla TED.

Genesis ha enviado una carta al Papa en la que le explica como la cría de animales tiene más impacto que las emisiones de todo el sector de transporte, como además es una de las causas principales de la deforestación, la pérdida de biodiversidad y provoca gran sufrimiento a millones de animales encerrados en granjas.

El Papa Francisco en su encíclica ‘Laudato sí; sobre el cuidado de la casa común’ manifestó que era necesario hacer un esfuerzo para proteger y mejorar nuestro mundo y que esto implicaría cambios en nuestro estilo de vida y en el consumo. Por ello, Genesis confía en lograr el apoyo del Pontífice e incluso que la reciba.

Asegura que cada persona que se haga vegana durante la cuaresma ahorraría en emisiones lo equivalente a un vuelo desde Londres a Berlín. Si todos los católicos participasen, 1200 millones en el mundo, sería el equivalente a Filipinas no emitiendo C02 durante un año.

‘Million Dollar Vegan’ busca sacudir además las conciencias de los líderes mundiales e incluye una recogida de firmas, con la que puedes participar.

Personalidades como Paul McCartney, Moby, Enrique Bunbury, Fernando Tejero o Lluvia Rojo, junto a ecologistas y científicos de todo el mundo se han unido para pedir al Pontífice este gesto.

El millón de dólares que el Papa recibirá ,si acepta el reto, ha sido donado por la Blue Horizon International Foundation, dedicada  a invertir  en empresas productoras de alimentos vegetales.