La nueva guía alimentaria de Canadá cambia sus pautas: más fuentes vegetales y eliminar los lácteos

La nueva guía alimentaria de Canadá apuesta por las dietas basadas en fuentes vegetales y elimina los lácteos como grupo alimenticio.

Canadá lanza su nueva guía alimentaria con ciertos cambios que suponen una pequeña gran victoria para los animales de granja. Las fuentes vegetales son las grandes protagonistas en estas nuevas pautas para llevar una dieta saludable.

Estos cambios suponen una importante reducción de las proteínas y grasas animales, apoyados en recientes investigaciones que promueven los beneficios de una dieta basada en plantas.

Una de las nuevas pautas que promueve Canadá es la eliminación de los lácteos como grupo de alimentos y sustituir la leche por el agua. También sugiere comer más verduras, cereales integrales, y en cuanto a “alimentos con proteínas”, elegir las de origen vegetal como legumbres, frijoles y tofu con más frecuencia.

Te puede interesar: En España se está tomando menos leche

 

Beneficios para el planeta

Aunque la guía alimentaria está enfocada a la mejora de la salud, ya que adoptar una dieta basada en plantas ayuda a prevenir la obesidad y enfermedades crónicas, esta medida también beneficia al medio ambiente.

La cría de animales para el consumo no solo supone el maltrato de millones de animales, si no que también contribuye al cambio climático, a la contaminación del agua con pesticidas, fertilizantes o estiércol y el exceso de uso de la tierra. Además, parte de la contaminación a causa del plástico en los océanos se debe a la pesca excesiva y la cría en piscifactorías.

Según algunos datos publicados por el Observador Nacional de Canadá, el impacto medioambiental es proporcional a la restricción de alimentos de origen animal. Es decir, cuantos más animales se destinan al consumo, mayor será la huella medioambiental. De hecho, adoptar una dieta basada en plantas en occidente, supondría una reducción de emisiones de efecto invernadero en un 70%, y el uso de la tierra en un 80%.

 

Una pequeña victoria para los animales

La nueva guía alimentaria de Canadá supondría también reducir el número de animales que diariamente sufren las condiciones de maltrato de la industria animal. Pasan sus vidas encerrados, sometidos a aumentar su peso natural y son separados de sus familias al nacer.

También se evitarían las condiciones en las que viven la mayoría de estos animales, hacinados en jaulas y sin posibilidad de desarrollar sus capacidades físicas, emocionales o sociales. Por lo que un sistema alimentario rico en productos de origen vegetal ya no es solo beneficioso para la salud, también supone grandes mejoras para el planeta y los animales de granja, y para ello, ya “estamos tomando un nuevo enfoque que creemos que va a ser muy útil”, afirma el Dr Hasan Hutchinson, director general de la Oficina de Políticas y Promoción de la Nutrición de Health Canada, en ‘Global News.