EXTENDEMOS TU OPORTUNIDAD HASTA EL 12 DE JULIO: ¡Duplica tu ayuda ahora!

Pide al Comité Olímpico Internacional que elimine el foie gras de los Juegos Olímpicos – ¡FIRMA YA!

MENSAJE DE NUESTRA PRESIDENTA

FOIE GRAS EN EL MENÚ DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS

Del 26 de julio al 11 de agosto París será la sede de los Juegos Olímpicos de 2024, un acontecimiento dedicado a promover la deportividad, la unidad y, este año, la sostenibilidad. El Comité Olímpico Internacional tiene un objetivo encomiable: “ofrecer el sabor de Francia de forma responsable” y se ha comprometido a que el 60% de los 13 millones de comidas que se ofrezcan sean de origen vegetal. Se trata de un gran paso adelante en favor de los animales, que demuestra un avance.

Sin embargo, el Comité ha permitido que el foie gras se presente en el menú de hospitalidad, reservado para los invitados mejor pagados de los Juegos.

El foie gras, a menudo servido en forma de paté de hígado, se elabora alimentando a la fuerza a patos y ocas mediante un tubo de 30 centímetros que introducen en sus gargantas, hasta que sus hígados se hinchan diez veces su tamaño natural. Este producto simboliza la controversia en estas Olimpiadas y una inmensa crueldad animal. Anualmente, millones de aves sufren física y psicológicamente para la “producción” de este infame producto.

Con patos y ocas confinados en jaulas diminutas e insalubres, la “producción” de foie gras no sólo es cruel, sino que también plantea importantes riesgos para la salud. Estas granjas actúan como caldo de cultivo de enfermedades peligrosas como la gripe aviar y son intrínsecamente insostenibles.

Dada esta crueldad innecesaria y el número de brotes de enfermedades registrados, no es de extrañar que muchos países -incluidos el Reino Unido, Dinamarca, Alemania, Polonia, Noruega, Italia, Luxemburgo, India y Turquía- hayan prohibido la producción de foie gras mediante alimentación forzada.

La decisión del Comité Olímpico de servirlo contradice el espíritu que pretenden dar al evento: el foie gras es irresponsable e insostenible.

Aunque no cabe duda de que el Comité ha dado pasos positivos en favor de los animales, permitir que se sirva el cruel foie gras no puede quedar impune. Con 15.000 atletas, 45.000 voluntarios, 13,4 millones de entradas vendidas y 25.000 profesionales de los medios de comunicación presentes, tenemos una oportunidad única para mostrar al mundo lo inhumano que es el foie gras elaborado mediante alimentación forzada y exigir su retirada del menú de hospitalidad de los Juegos Olímpicos.

Sharon, presidenta de Igualdad Animal

Los Juegos Olímpicos son un faro de concordia internacional, logros humanos y amistad. Servir foie gras -un producto elitista, cruel con los animales y cuya producción por alimentación forzada es ilegal en muchos países- es decepcionante para cualquiera que crea en la igualdad y la solidaridad, y va en contra del espíritu de los Juegos.

Sharon Núñez,
Presidenta y cofundadora
de Igualdad Animal 

Los Juegos ofrecen una oportunidad única para que el mundo se una, pero el foie gras es un plato increíblemente divisivo. Al poner más opciones vegetales en los platos, los Juegos Olímpicos de París 2024 dejan entrever un futuro más amable y sostenible; ese futuro no debe incluir el foie gras. El Comité debería centrarse en celebrar nuestros intereses internacionales compartidos: la crueldad con los animales no es uno de esos intereses. Insto encarecidamente al Comité a que entre en razón y lo elimine del menú.

Abigail Penny
Executive Director
Animal Equality UK

Imaginar a los asistentes comiendo el hígado enfermo de un pato o una oca torturada en los Juegos Olímpicos es, cuando menos, impactante. Yo también estoy inmensamente orgulloso de mi herencia francesa, pero no de la alimentación forzada de animales inocentes, y el Comité tampoco debería estarlo.

Alexis Gauthier
Alexis Gauthier, chef gastronómico francés con una estrella Michelin

AVANCES HASTA LA FECHA

Reconociendo los avances positivos realizados por el Comité Olímpico Internacional este año, con un 60% del menú ahora basado en vegetales, Igualdad Animal está instando respetuosamente a los miembros del Comité a eliminar el foie gras realizado con alimentación forzada del su menú de hospitalidad.

En abril, nuestra Presidenta y Cofundadora, Sharon Núñez, escribió una carta instando al Comité a reconsiderar esta elección de menú y extendió una invitación a los líderes del evento para una discusión pragmática y compasiva sobre el tema.

A principios de julio – en un intento por eliminar el foie gras elaborado mediante alimentación forzada del menú de hostelería – un grupo de expertos en sostenibilidad, académicos protectores de animales, ecologistas, atletas y defensores de los animales escribió una carta abierta conjunta para animar a los organizadores de los Juegos Olímpicos y a los chefs a retirar el foie gras de este evento que, según ellos, «inspira al mundo a lograr cosas maravillosas». En la carta se explican los motivos por los que la producción de foie gras ha sido ampliamente criticada durante décadas, destacando el hecho de que causa un daño extremo a los animales, es excluyente y divisiva, es responsable de la degradación del medio ambiente, plantea riesgos para la salud individual y la salud pública mundial, y es innecesaria en un mundo en el que existen abundantes alternativas a base de vegetales.