Sufrimiento extremo, abuso y canibalismo en las granjas de pollos

La última investigación de Igualdad Animal revela el sufrimiento extremo y el abuso que sufren los pollos en tres granjas británicas que abastecen a Faccenda, una de las mayores empresas de venta de pollos de Reino Unido.

Las imágenes obtenidas muestran a decenas de animales incapaces de levantarse por el peso de sus cuerpos, anormalmente grandes debido a la selección genética. Exponen cómo las aves muertas se pudren entre las vivas y esto conduce al canibalismo. Además en las grabaciones aparecen trabajadores rompiendo el cuello a los pollos y dejándoles convulsionar entre el resto. Incluso puede verse cómo los pisan y patean a propósito.

Maltrato deliberado por parte de los trabajadores

Los investigadores de Igualdad Animal visitaron las granjas Evenle, Helmdon y Pimlico en varias ocasiones entre enero y marzo de 2019 tras de recibir un aviso sobre las malas condiciones de los animales. Estas tres granjas abastecen a Faccenda, una de las empresas más importantes de venta de pollos en Reino Unido, que a su vez, es quien surte a los principales supermercados del país y a populares cadenas de comida rápida como Nando’s.

Los heridos agonizan durante horas

Tras descubrir bolsas de basura llenas de pollos muertos en un cobertizo en la granja Evenley, nuestros investigadores instalaron una cámara oculta para registrar cuánto tiempo permanecían los cadáveres entre las aves vivas. Filmaron además a trabajadores pisando a los animales deliberadamente, así como rompiéndoles el cuello y dejándoles malheridos entre sus compañeros. Los heridos o moribundos son arrojados a un montón y dejados allí agonizando durante horas.

Esta nueva investigación vuelve a demostrar las terribles condiciones de vida que soportan los pollos criados por su carne en las granjas industriales. Así como que etiquetas y sistemas de certificación de bienestar como ‘Red Tractor’ no evitan el maltrato y sufrimiento de los animales.