«2x1 Solidario» Hoy todas tus donaciones se DUPLICAN DONA AHORA

¿Cómo es ser un investigador encubierto contra el maltrato animal?


¿Cómo es la vida de un investigador encubierto? Nuestra presidenta Sharon Núñez, y Sean Thomas, director internacional de investigaciones, responden.

Los investigadores encubiertos trabajan incansablemente entre bastidores para captar algunos de los abusos y prácticas más crueles que utiliza la industria cárnica en la actualidad. 

Las imágenes que obtienen conciencian a la sociedad, muestran la necesidad de leyes que protejan a los animales e impulsan el cambio de las prácticas y políticas obsoletas de algunas de las mayores empresas del mundo. 

Pero, ¿cómo es realmente la vida de un investigador? ¿Qué experimentan dentro de las granjas industriales? ¿Y cómo repercute tu apoyo en la valiosa labor que realizan en favor de los animales? 

La Presidenta Sharon Núñez y nuestro Director Internacional de Investigaciones, Sean Thomas, hablan de nuestro trabajo de investigación y responden a muchas de las preguntas que hemos recibido.   

Mira el video de la entrevista a continuación.

A continuación, puedes leer la transcripción de la entrevista al español.

Sharon: Hola a todos. Soy Sharon Núñez, Presidenta y cofundadora de Igualdad Animal y estoy aquí reunida hoy con una persona e invitado muy especial que es Sean Thomas. Durante los últimos cinco años, Sean ha dirigido el Departamento de Investigación de Igualdad Animal a nivel internacional en ocho países.

¡Hola, Sean!

Sean: Hola, Sharon. Sí, es genial estar aquí. 

Sharon: Las investigaciones son el núcleo de lo que hacemos en Igualdad Animal. Son nuestro programa principal. Igualdad Animal ha estado haciendo investigaciones desde su fundación.

Hemos realizado investigaciones en los ocho países en los que trabajamos, y gracias a estas investigaciones hemos podido convencer a las empresas de que aprueben leyes de bienestar animal, cambiar leyes y políticas en diferentes países y llegar a millones de personas a través de los medios de comunicación.

Nuestras investigaciones han aparecido en el New York Times, en la BBC, en CNN, en El País, Corriere della Sera, en el Indian Times, llegando a millones de personas e informándoles sobre las crueldades de la ganadería industrial. 

Y eso es de lo que vamos a hablar hoy. Vamos a responder las preguntas que están relacionadas con lo que ocurre en una investigación, cómo se convierte alguien en investigador y los entre bastidores de nuestro Departamento de Investigaciones. 

Voy a empezar con una pregunta para Sean, y la pregunta es para que entremos en calor y hablemos sobre este importante tema. Sean, ¿cuál ha sido la investigación que más te ha impactado?

Sean: Tendría que decir que fue la primera vez que trabajé encubierto en una granja de cerdos. Esto fue a finales de 1990 y la tecnología era muy diferente de lo que tenemos ahora en términos de cámaras, y fue una experiencia muy intensa. 

Fue probablemente de las situaciones más violentas que he presenciado y aprendí mucho estando solo, al no tener realmente un mentor a mi alrededor en ese momento. 

Y por todas las cosas que presencié, que fueron un abuso horrible hacia las cerdas madres que estaban en una granja de cría en Carolina del Norte, y averiguar cómo documentar esto y cómo hacer el trabajo real de trabajar en una granja de cerdos.

Cambió mi visión de las investigaciones y lo importante que son. 

Fue también una investigación que dio lugar a los primeros cargos de crueldad animal contra trabajadores en una granja industrial en los EE.UU., por lo que tuvo este 

impacto increíble de tipo emocional también dentro del sistema jurídico. Y entonces, creo, que le dio forma a cómo yo quería llevar a cabo investigaciones en el futuro.

Y mucho de lo que les transmito a los investigadores ahora se basa en esas experiencias.

Sharon: Gracias, Sean. Y también quiero mencionar que Sean ha hecho investigaciones en siete países en todo el mundo y ha visitado cientos de instalaciones. 

Una de las investigaciones en las que Sean participó con otra organización trajo como resultado el mayor retiro de carne en la historia de los Estados Unidos y que se reflexionara en torno a que los animales no pueden ser considerados como alimento por más tiempo. 

Quería hablar de una experiencia que fue realmente intensa para mí. Entre 2011 y 2012 Igualdad Animal llevó a cabo una de las primeras investigaciones en granjas de conejos que se ha realizado en España y una de las mayores investigaciones en granjas de conejos que se han realizado en Europa. 

Hemos investigado 72 granjas y cuatro mataderos de conejos. Y, por supuesto, los conejos son peludos, son animales hermosos, y sentí una conexión muy fuerte. 

Pero específicamente durante una de las investigaciones en las que me acompañó la fotógrafa Jo-Anne McArthur, entramos en una granja para hacer algunas fotos y cuando salimos nos dimos cuenta de que, en uno de los grandes cubos de basura, había una bolsa de plástico. 

Y luego, vimos que había un poco de movimiento. Así que nos acercamos, abrimos la bolsa y había un conejo. Así que cogimos el conejo y lo llevamos inmediatamente al veterinario. Lo llamamos Guerullo.

Era muy muy pequeño. Y, por desgracia, Guerullo murió unas horas después en el veterinario. Estaba tan enfermo y sus órganos internos estaban tan dañados que no logró sobrevivir más allá del veterinario y más allá de la granja. 

Pero yo tenía una conexión emocional muy fuerte con ese animal y me recordó cómo los animales son tan desechados. Los tiran a la basura cuando todavía están vivos porque no hay beneficio económico que se pueda obtener de sus vidas y eso es algo que tenemos muy presente en Igualdad Animal. 

Vemos a los animales como seres vivos sensibles y estamos luchando contra una industria que ve a los animales como basura. Los tiran a la basura cuando no hay ningún beneficio económico en tenerlos vivos. 

APOYA A LOS INVESTIGADORES

Ahora vamos a entrar en algunas de las preguntas que nuestros maravillosos seguidores y partidarios nos enviaron. 

Creo que ambos podemos responder a esta, Sean, pero tú puedes ir primero, por supuesto. ¿Qué te llevó a convertirte en investigador? 

Sean: Yo ya estaba interesado en los derechos de los animales desde que era un niño pequeño. A los 10 años intenté hacerme vegetariano, pero no tuve mucho apoyo dentro de mi familia en ese momento. Pero luego volví a ser vegetariano cuando era adolescente y luego vegano a los 18 años. 

Así que, en torno a 1990, era vegano y me involucré más en los derechos de los animales. Y, en ese momento, inicié un grupo de estudiantes por los derechos de los animales. Y sucedió que yo vivía muy cerca de un gran laboratorio de cría donde mantenían a todos los monos que se utilizaban para investigación en la universidad. 

En ese momento yo estaba estudiando antropología. Quería ser primatólogo cuando me graduara y así lo usé como una especie de tapadera para ir dentro del laboratorio y tomar algunas fotos y luego lanzar esta campaña. 

Y me fui involucrando más en campañas por los derechos de los animales Y para entonces no había muchas imágenes de animales en granjas que demostraran muchas de las cosas de las que estábamos hablando. 

Siempre estábamos hablando del hecho de que los cerdos son castrados o son, como tú dices, animales desechados. Y hablábamos de todas estas cosas y la gente decía, ‘oh, pero ¿qué pruebas tienes de que esto realmente sucede? Usted es sólo un ferviente activista por los derechos de los animales’. Y dije, ‘bueno, esa es una pregunta justa’, así que tenemos que, ya sabes, desarrollar estas imágenes. 

Y así fue como me embarqué en este viaje de viajar yo solo con una cámara de vídeo y luego involucrarme con algunas otras organizaciones más grandes. Y, desde entonces, estuve trabajando como investigador encubierto todo el tiempo. 

Así que siempre digo que el único trabajo profesional que realmente he tenido es hacer investigaciones. Pasé directamente de la universidad a hacer eso, hasta unirme a Igualdad Animal ahora y dirigir las investigaciones. 

Sharon: Sí, es un trabajo muy importante y que significa mucho para los animales. Mi historia es similar en el sentido de que cuando fundamos Igualdad Animal en 2006 en España, casi no había imágenes de lo que sucedía dentro de las granjas industriales en el país. 

Y recuerdo que nos parábamos fuera de Burger King o McDonald’s, o nos poníamos en la plaza principal, y mostrábamos estas fotos de animales en granjas y mataderos en los EE.UU. Tal vez, incluso, puede que algunas de ellas hayan sido tomadas por Sean. Y la gente nos decía, ‘Oh, eso no ocurre en España. Eso no ocurre aquí‘. 

Y nos dimos cuenta de que sí ocurre. Sabemos que sucede, pero necesitamos mostrarlo al público. Tenemos que tener imágenes dentro de las granjas y mataderos en España. 

La primera investigación que hicimos como Igualdad Animal fue tan rudimentaria que uno de nuestros cofundadores, Jose, se subió a un autobús y viajó a los mataderos en el norte de España y filmó todo lo que pudo. 

Hoy todavía seguimos utilizando esas imágenes. Salieron en los periódicos nacionales en España y el artista Banksy las utilizó como parte de una de sus instalaciones artísticas.

Y, rápidamente, me di cuenta de que si queríamos hacer investigaciones de esta magnitud y que las necesitábamos para llamar la atención de los medios de comunicación y crear conciencia pública sobre lo que estaba sucediendo a los animales, yo necesitaba participar también. 

Así que para mí realmente se trataba de querer contar a la gente las historias y las crueldades que ocurrían en las granjas industriales. 

Vamos a otra pregunta. Esta es de Juan y nos pregunta: ¿Eres vegano?

Puedo contestar a esa primero. Juan, sí, soy vegana. Soy vegana desde 2001, así que desde hace 21 años. Y, por supuesto, para mí, es una parte fundamental de quien soy. No concibo hacer el trabajo que hago, dedicando mi vida a reducir el sufrimiento de los animales, y contribuir a ese sufrimiento de cualquier manera. Así que, sí, soy vegana. 

¿Y tú? ¿Sean? Supongo que también es un sí. 

Sean: Sí, igualmente, creo que tan pronto como fui a la universidad me volví vegano y cocinaba para mí mismo y no conocía a nadie que fuera vegano en ese momento.

Y sé que las primeras noches al vivir por mi cuenta y tratar de hacer comida vegana y no saber cuánto tiempo había que cocer los garbanzos antes de poder comerlos fue un duro despertar. Pero, sí, las cosas han cambiado un poco desde entonces y es mucho más fácil ser vegano. No hay razón para no hacer ese cambio. 

Sharon: Sí, absolutamente. Recuerdo la primera vez que compré leche de soja en un supermercado y era realmente mala. Hace 20 años. No fue aquí en los EE.UU. Sabía a hierba y yo pensé ‘Oh, esta es mi vida ahora’. Pero de todos modos, por suerte ahora hay muchas opciones veganas. Es tan fácil ser vegano que, sí, hay muchas más personas que se hacen veganas. 

Bien. Vamos a responder esta pregunta de Chela. Gracias, Chela, por tu pregunta. Esta es para ti, Sean. ¿En qué consiste un día típico como investigador? 

Sean: Hay un montón de días diferentes y yo diría que muchos de ellos no son iguales. Pero empezaré con una experiencia aquí en los EE.UU. cuando trabajaba de forma encubierta y estaba tomando trabajos en los mataderos o en las granjas industriales. 

Te levantas muy temprano, a eso de las 4:30 de la mañana, y preparas el equipo de la cámara. Y tienes que hacer tu rutina diaria normal al mismo tiempo. Y a menudo conduciendo hasta por 45 minutos a través de estas zonas rurales para llegar a la granja o al matadero.

Y luego estás en una granja de cerdos. Te estás duchando. Estás haciendo todo el trabajo que todo el mundo está haciendo en la granja, ya que en algunas de estas granjas de cría hay camadas de lechones que nacen todos los días, así que estás trabajando constantemente. 

O, en el matadero, tan pronto como llegas, sacas las vacas de los camiones. O, con los cerdos, moviéndolos constantemente. Así que es muy intenso y es un montón de trabajo manual. 

Por lo general, nuestros turnos serían en cualquier lugar de 8 a 12 horas de trabajo en las que se pueden tener descansos de 15 minutos y luego una breve pausa para comer. 

Y así, después la rutina continúa. Y si estás trabajando en una granja puedes volver a casa sobre las 4:30 de la tarde, pero entonces comienza el segundo trabajo y tienes que volver al trabajo administrativo de todos los de la organización que supone mirar los archivos y tomar notas de lo que has visto y quién hizo qué. 

Y así es este tipo de horario extenuante y luego tratar de conciliar el sueño y repetirlo una y otra vez durante semanas a la vez. Antes de eso, a menudo son días y días  conduciendo para localizar las instalaciones.

Cuando estaba en México, y fui a los mataderos allí -no estábamos trabajando en el matadero, pero estábamos hablando para poder entrar- nos levantábamos a las dos o tres de la mañana y llegabamos a los mataderos antes de que abrieran y empezaran a trabajar y teníamos que negociar nuestra entrada y luego esperar a que llegaran los animales. 

Entonces es esta intensidad que dura durante días y en algunos casos durante semanas y meses.

Sharon: Vaya. Has hecho muchas investigaciones encubiertas, un centenar de instalaciones… ¿cuál es la parte más difícil para ti?

Sean: Creo que hay momentos en los que sientes el tipo de emoción de ‘bien,hemos entrado. El rodaje ha sido un éxito hoy y todo está funcionando muy bien’. Es tal vez un par de semanas más tarde, cuando se está muy cansado por la monotonía del horario y luego toda la organización adicional y el trabajo que hay que hacer. Y, simplemente, esa repetición puede ser realmente agotadora. 

Había algunos trabajos en esta granja de cerdos en Oklahoma que me provocaron algunas lesiones graves en los hombros y las manos, y tienes que seguir trabajando porque no quieres poner en peligro la integridad de la investigación por tener que salir temprano o no estar en condición de filmar lo que necesitas filmar. 

Así que ese tipo de agotamiento mental es la parte más difícil de combatir cuando empiezas dudando de si tendrá efecto después de que hayas terminado. ¿Realmente importa si nos quedamos un día extra para intentar conseguir una foto que sea mejor que las que tenemos o que muestre algo con más claridad?

Y tienes que luchar a través de eso y decir, sí, es mejor tener cien fotos o videos de esto que sólo tener uno. 

Es mejor pensar que has hecho lo suficiente porque lo sabemos – como el ejemplo del cual hablabas sobre tratar de convencer a la gente – quieren ver y quieren verlo desde una perspectiva local, o quieren ver desde una empresa que tiene algún impacto en sus vidas. 

Y ese tipo de fortaleza mental para seguir avanzando y ser capaz de obtener estos ejemplos claros de lo que está sucediendo a los animales en las granjas industriales puede ser el mayor desafío a veces. 

Sharon: Sí, y eso es tan importante y una de las razones por las que también en Igualdad Animal siempre hemos hecho estas grandes investigaciones. 

En India, hicimos una investigación sobre la industria láctea y nuestro equipo visitó más de 145 granjas. En España, la investigación que lanzamos sobre granjas de cerdos fue la mayor investigación que se ha hecho nunca dentro de la industria porcina en España y visitamos más de 170 granjas de cerdos. 

Y como mencionaba antes con la investigación sobre conejos de la que hablé al principio, visitamos 70 granjas de conejos en toda España y esto es porque queremos demostrar que el abuso es sistémico. Que no son casos individuales. Esto no está sucediendo en un lugar que visitamos al azar.

Está sucediendo en todas las granjas y todos los mataderos que visitamos. Encontramos casos de sufrimiento animal porque el sistema causa sufrimiento, pero también de crueldad animal y maltrato animal. Así que es realmente importante que nos aseguremos de tener, como dices, tanta documentación como sea posible. 

Nuestra siguiente pregunta es de Carrie, Wendy y Guillermo. ¿Alguna vez has sido sospechoso de trabajar encubierto? Si es así, ¿cómo manejaste la sospecha? 

Nunca he hecho investigaciones como las que Sean ha hecho y que estamos llevando a cabo en algunos países ahora, como los EE.UU., el Reino Unido, Alemania y otros.

He entrado en las granjas a veces con el permiso del granjero.Y, de hecho, fue en la granja donde encontramos a Guerullo, que estaba en la bolsa de plástico y el cubo de basura, donde, después de horas tomando foto y pidiendo fotos, había dos granjeros. 

Uno de ellos, estaba como siguiendo el juego. No parecía sospechar en absoluto. Pero entonces llegó su hijo y estaba claramente muy sospechoso tener tres mujeres allí haciendo todo tipo de preguntas extrañas sobre los conejos porque les gustaban los conejos, haciendo fotos y videos y yendo debajo de las jaulas para filmar. Y empezó a preguntar, ‘¿de dónde sois?’ Y le dijimos: ‘Oh, somos de Canadá y nos encantan los conejos’. 

Y quería ver nuestros pasaportes y quería todo tipo de de información. Quería hacer fotos, así que de repente estábamos en una gran prisa y salimos corriendo y nos alejamos de la granja. Y, por suerte, fue una de las últimas investigaciones que hicimos en esa zona de Cataluña. 

Y, en realidad, esa investigación, de esas 70 granjas que investigamos en toda España, fue una de las razones por las que el Parlamento en 2017 votó para mejorar el bienestar de los conejos en toda la Unión Europea. 

Desafortunadamente, no se presentaron cambios en la legislación sobre el bienestar de los conejos con la fuerza que queríamos. Pero fue muy importante para el debate público en España, el debate público en Europa y, sobre todo, para el debate público en el Parlamento Europeo. 

Estoy segura de que tienes historias más intensa, Sean. ¿Alguna vez has sido sospechoso de trabajar encubierto y cómo manejaste esa sospecha? 

Sean: Sí, esto será divertido. No lo hago. Nunca he tenido a nadie que se enfrente a mí sobre el trabajo encubierto. Trabajé en granjas donde se hablaba mucho de lo que harían si alguna vez encontraban un investigador encubierto trabajando en la granja. 

En un lugar, la persona llevaba un arma en su camión todo el tiempo. Y sólo decían que si encontraban a alguien irían a su camión y cogerían el arma y le dispararían. 

En otra granja de cerdos en la que trabajé, durante el entrenamiento para ese trabajo, pusieron el video de la investigación que yo había hecho en una granja anterior. 

Yo había trabajado en la segunda empresa de cría de cerdos más grande de EE.UU. y ahora estaba trabajando en la tercera más grande. Y pusieron la investigación y yo pensé que estaban a punto de decir ‘sabemos que este eres tú’ Y entonces se dirigieron a todos en la sala y dijeron, ‘Bien, asegúrense de que a nadie lo pillen haciendo cualquiera de este tipo de cosas en la granja”. 

Así que fue sólo cuestión de sentarme allí y mantener una cara seria y luego irme riendo de eso mientras conducía al trabajo al día siguiente. 

Sharon: ¡Guau! Nervios de hierro, sólo el hecho de estar allí mientras te muestran estas imágenes y pensar que van a voltear a verte a ti. ¿Te quedaste ahí parado?, ¿o estabas pensando en algo? o, no sé, ¿corriste? O simplemente hiciste como, ‘vale, vamos a esperar a que se acabe esto’. 

Sean: Sí, mi impulso fue sonreír un poco cuando las imágenes aparecieron porque era una gran coincidencia. Pero me quedé mirando y sin ninguna expresión y sólo estaba esperando a decir: ‘Oye, ¿por qué estás poniendo esto? No sé de qué va esto’. 

Pero en realidad lo estaban usando como una especie de punto en la conferencia para decir, ‘Hey, ten cuidado. No dejes que te pillen en la cámara como a estas otras empresas’.

Sharon: Así que vamos a pasar a una pregunta de Karen y Gabriel. ¿Se necesita una cierta personalidad para poder trabajar como investigador? ¿Qué buscas en los candidatos? 

Como estaba diciendo, Sean supervisa nuestro Departamento de Investigaciones a nivel mundial en ocho países. Y ha entrevistado y entrenado a docenas de personas. Así que, ¿podrías darnos un poco de información sobre la personalidad que buscas en un investigador o en un candidato para una investigación encubierta, Sean? 

Sean: Sí, muchas personas quieren ser investigadores y quieren ayudar a los animales y, ciertamente, puedes ayudar a los animales de muchas maneras, porque muchas personas no están dotadas para ser investigadores. 

Y se necesita este tipo de sentido del que estamos hablando. Porque en ese momento podrías estar viendo algo que es horrible o estar viendo a todos estos animales confinados. 

Y el impulso de alguien que sólo quiere ayudar a los animales podría enfrentarse al granjero en ese momento o agarrar uno de esos animales y correr y tener esa sensación momentánea de que han ayudado. Pero estamos buscando gente que tenga ese tipo de paciencia. No es un sprint. Es un maratón. 

Y se trata de tener ese tipo de sentido de la compostura para ser capaz de documentar estas cosas muy claramente y ser capaz de lidiar con el hecho de que no es un trabajo realmente emocionante. 

Creo que muchas personas vienen pensando que es muy emocionante cuando mucho de ello puede ser simplemente mundano, ya sea constantemente haciendo la investigación o simplemente la cantidad de viajes y el tiempo fuera de casa que puede realmente perturbar la vida de las personas. 

Y es por este tipo de interrupción de su vida normal que la mayoría de la gente acaba dejando el trabajo. Quieren ayudar a los animales pero no quieren estar siempre viendo estas cosas que podrían llevarse con ellos. Y realmente puede perturbar a la gente. No puedes ir a casa con tus amigos cada noche y decirles, ‘Oh, adivina lo que he visto hoy’, y trabajar en ello todo el tiempo. 

Así que se trata de un tipo de persona muy específico y no hay cinco casillas que marquemos con todo el mundo. Es una especie de combinación y algunas personas llegan a esa combinación de forma diferente. 

Como yo mismo. Mi madre ha sido periodista durante más de 60 años y nos ha inculcado este tipo de sentido de la disciplina a los hechos y el trabajo duro y la paciencia. Así que me basé mucho en esas cosas. Pero otras personas tienen diferentes habilidades que también pueden ser beneficiosas.

Y es algo que las personas necesitan enfrentar con ellas mismas. Y a veces lo hacemos después de recibir las solicitudes y puede que le envíe a alguien un vídeo y le diga: ‘Oye, mira esto y piensa, ¿realmente quieres estar allí?, ya sabes, ¿de pie allí y ver esto de primera mano?’ 

Porque es muy diferente que verlo en un video. Y entonces muchas veces la gente nunca responde después de ver un par de vídeos y ponerse en esa posición. Así que no es una elección fácil pero siempre buscamos gente que sea dedicada a desempeñar ese papel.

Sharon: Y estamos contratando investigadores encubiertos ahora en varios países, específicamente aquí en los Estados Unidos, así que haré un comentario al final, pero pueden revisar nuestra sección de ‘Trabajo” en nuestro sitio web si estás interesado en convertirte en un investigador encubierto.

Sé que una de las cosas que aprendí de ti, Sean, y que me sorprendió y me impresionó la primera vez que oí hablar de ello, fue la incorporación, esto es preparar a alguien para hacer una investigación encubierta. 

No sé cuánto quieres compartir o puedes compartir, pero ¿puede hablarnos un poco sobre eso? Si alguien se convierte en investigador, solicitan el trabajo, pasan las primeras pruebas relacionadas con el carácter y la capacidad de hacer el trabajo, la paciencia. ¿Cómo es esa incorporación?

Sean: Sí, definitivamente hay una evaluación que tenemos que hacer porque en los EE.UU. estamos haciendo estas investigaciones de empleo donde la mayor parte de tu tiempo lo pasas haciendo un duro trabajo manual. No hay manera de evitarlo. 

Y eso puede ser un verdadero shock para las personas que nunca han tenido que levantarse a las 5 de la mañana todos los días y luego estar inmerso solamente en un duro trabajo de granja. 

Y no debería decir realmente trabajo de granja, porque eso le da un sentido diferente de cómo son las condiciones. Es un trabajo en una fábrica industrial aunque la industria lo llame una granja de cerdos. Son realmente almacenes y estás caminando sobre hormigón y moviendo grandes animales todo el día. 

No debería decir granja o trabajo de granja porque no es el cuidado de los animales. Y a veces la gente se presenta y dice: ‘Tengo experiencia en el cuidado de los animales. Crecí en una granja y cuidaba terneros, cerdos y pollos’. 

Y en realidad no es una habilidad beneficiosa que las empresas están buscando. No están contratando personas que cuiden a los animales en granjas. Están contratando gente que puede gestionar un almacén lleno de animales y que puede sacar los cerdos que mueren cada día. 

Cuando trabajaba en una granja de cría esa era una de las principales cosas que se hacían allí. Había cerdos muertos, lechones muertos, y tú ibas por ahí y los sacabas. Si se trataba de una cerda madre, pesaría tal vez 118 kilos en una granja de engorde o de acabado donde los cerdos se preparan para el sacrificio.

Cada día hay una pareja en cada establo que está muriendo. Y ese es tu trabajo principal: sacar los muertos, ponerlos en grandes montones de basura. 

En una granja de gallinas donde trabajé que era casi la mitad del día, era sólo ir a través de todas las jaulas. En un galpón podría haber un centenar de miles de gallinas y tenías que sacar a las muertas. Y tendrías que ir fila tras fila con una linterna porque se mantienen tan oscuros estos galpones. Y simplemente tirar a las muertas que han sido pisoteadas o que han muerto porque no podían acceder al agua. 

APOYA LAS INVESTIGACIONES

Así que cuando la gente viene y piensa, ‘Oh, yo sé cómo cuidar de los animales’. Yo digo, ‘bueno, eso no es lo que vas a hacer. Es, ¿puedes levantar un cerdo muerto y tirarlo a un contenedor?’ Y así hacemos mucho de ese tipo de evaluación antes de entrar en cualquier otro tipo de entrenamiento.

Sharon: Sí. Y la gente en las granjas industriales no suelen cuidar a los animales. Para ellos los animales son máquinas que se convierten en productos o producen productos y se trata de hacer ese proceso tan eficiente y tan rápido como sea posible. 

Sean, mucha gente pregunta si podrías explicar más las funciones del trabajo. ¿Puedes profundizar un poco más en lo que haces?, ¿cómo es el día a día de un investigador encubierto en Igualdad Animal? 

Sean Sí, hay mucha investigación y preparativos. En todos los países donde trabajamos, independientemente del tipo de táctica que estemos utilizando, queremos romper estas cadenas de suministro. Queremos entender la relación entre las empresas. ¿Quién suministra a esta empresa y dónde se encuentran estos animales? ¿Qué tipo de sistema de etiquetado utilizan para promocionarlos ante el público para hacer que parezca que hay un mayor nivel de cuidado en una granja frente a otra? 

Estamos haciendo toda esta investigación de fondo y luego un montón de viajes para evaluar estas instalaciones. En gran parte es eso. Una intensa cantidad de trabajo de fondo. Y durante todo eso, estamos preparándonos mentalmente para lo que será el escenario. Ya sea trabajando en una granja o usando algún otro pretexto para entrar en un matadero y el tipo de construcción de esta historia, el reconocimiento de la zona. 

Hay una enorme cantidad de investigación que se hace por adelantado. Y luego, como hemos estado diciendo, en estas investigaciones de empleo el día a día es este tipo de trabajo dual. Esta intensa vida laboral en las instalaciones, ya sea un matadero o granja lechera o granja de cerdos o de gallinas. Y luego hay un trabajo de noche. 

Y así los dos se intercambian mutuamente a la perfección durante todo el día. Es casi un estilo de vida vs. un trabajo y que puede durar un par de semanas antes de empezar a planificar nuestro próximo objetivo. 

Y es ese tipo de crecimiento y tareas en el trabajo. No hay un día que vaya a ser como ‘bien, esto es todo lo que tienes que hacer hoy’. Más bien hay estos baches en el camino donde tenemos que reevaluar, cambiar todo. 

Las personas tienen que ser muy flexibles sobre su enfoque mental de todo este trabajo. Podemos invertir una enorme cantidad de tiempo en algo y decir, ‘Vale, en realidad la legislación acaba de ser aprobada’. Y entonces, tenemos que reevaluar si podemos trabajar en este estado ahora. 

En los EE.UU., donde se aprueban las leyes Ag-Gag podríamos estar preparándonos para las investigaciones en un estado como Iowa y luego pensar, ‘Ok, wow’. Hubo una ley Ag-Gag que nosotros pensamos que iba a ser revocada, pero a la semana siguiente fue confirmada. Y ahora estamos fuera de ese estado. Tenemos que reevaluar dónde estamos y a donde vamos a ir ahora.

Sharon: Sí. Y algo sobre las investigaciones de Igualdad Animal, también, es que intentamos asegurarnos de que sean lo más estratégicas como sea posible y puedo dar un ejemplo reciente.

Ayer mismo publicamos una investigación sobre los mataderos en Brasil. Es una investigación que el propio Sean hizo. Así que viajó a Brasil y fue capaz de acceder a los mataderos. Y todas esas imágenes fueron publicadas ayer consiguiendo la atención de los medios de comunicación en Brasil. 

Pero la razón por la que esta investigación es estratégica es porque fue publicada justo antes de que el Senado de Brasil intente aprobar un proyecto de ley para deshacerse de las inspecciones federales dentro de los mataderos en Brasil. 

Así que era increíblemente importante y hemos visto esto a lo largo de los años con las investigaciones que hemos hecho en Jalisco, por ejemplo, en México. 

Investigaciones en las que Sean también participó, así como otros miembros de nuestro equipo, se mostraron ante el Congreso de Jalisco con docenas de congresistas viendo estas imágenes y votando la primera legislación o las primeras leyes en las primeras protecciones para los animales en granjas en el estado de Jalisco y en México. Haciendo, por ejemplo, que el aturdimiento de los animales en los mataderos sea obligatorio. 

Así que eso es fundamental en Igualdad Animal. Las investigaciones están en el núcleo de lo que hacemos. Son el programa en el que se centra principalmente Igualdad Animal. Y son el programa que nos permite cambiar las legislaciones, cambiar las empresas y educar a millones de personas. 

Tenemos una pregunta muy interesante que ha sido formulada por Carrie, Jessica, Sharon, Chela, Guillermo y Nina. ¿Qué tan difícil es estar de pie y ver la crueldad de primera mano y no poder intervenir? ¿Cómo mantienes la calma y la fuerza cuando enfrentas situaciones tan difíciles”. 

Voy a ir primero con esta. He visitado unas 50 granjas en diferentes países. La mayoría de las granjas que he visitado han sido en España y granjas de gallinas. Una granja de gallinas enjauladas fue la primera investigación de la que formé parte.  

He tenido la suerte de poder rescatar algunos de los animales en estas condiciones y ayudarlos. Igualdad Animal en Europa llevó a cabo lo que se llama rescates abiertos, donde entramos en diferentes instalaciones en Europa como en España, Reino Unido e Italia. Nosotros hacíamos la investigación. Filmamos todo lo que podíamos en relación con las condiciones de los animales.

Específicamente, una de las más impactantes son las gallinas en jaulas donde hay cientos de gallinas en jaulas que son tan pequeñas y cada gallina no puede ni siquiera extender sus alas o moverse. Y he podido tomar algunos de estos animales, llevarlos al veterinario, y darles una nueva vida en un santuario en libertad. 

Y la transformación es inmediata y realmente te ayuda a entender la crueldad de la industria a través de un animal que nunca ve el día, nunca ve la luz del día. Nunca es capaz de rascarse. Nunca es capaz de caminar. Nunca es capaz de desplegar sus alas. Nunca es capaz de tener un comportamiento natural con otros animales o humanos.

Llevarlos al veterinario y luego llevarlos a un santuario y ver los momentos en que realmente dan esos primeros pasos en libertad. Y para muchos de estos animales, es la primera vez que son capaces de caminar. Verlos tomar un baño de polvo, un baño de arena, poder sentir el sol. Y es realmente especial y mágico. Por supuesto, no es algo que podamos hacer de forma regular. 

Así que la pregunta, te la paso a ti. ¿Cuán  difícil es ver la crueldad de primera mano y no poder intervenir? 

Sean: Sí, lo es. Cuando estaba trabajando en esas primeras granjas, estás enfrentado la enormidad de este problema. En la primera granja de cerdos donde trabajé, en el primer día, el gerente golpeó a una cerda madre  con una palanca y la abrió y dijo, ‘bien, todo el mundo. Sáquenle los cerditos y resucítenlos’. Porque estaba demasiado enferma para dar a luz.

Y entonces estaba viendo este mundo que es tan ajeno para mí. Y fue un shock ver a este animal ser matado y luego que la persona dijera, ‘bien, ahora vamos a salvar a los bebés’. Fue esta idea moral que no tenía ningún sentido, excepto por el hecho y lo que has estado diciendo, de que para ellos estos no son animales, son productos en una granja industrial. 

Así que, por supuesto, tiene perfecto sentido en ese escenario que el gerente diga, ‘Sí. Voy a matar a la madre y luego apúrense en rescatar a los lechones’. Porque ellos son el dinero de ese sistema.

Y cuando dejé la granja ese primer día, lloré conduciendo de vuelta a casa y estaba tan horrorizado por lo que había visto. Pero entonces dije, ‘No voy a llorar más por esto,’ porque eso es para mí. Las lágrimas que estoy derramando ahora son sólo para mí. 

Eso no soluciona el dolor de esos animales. Si yo quiero ayudarlos, tenemos que mostrar más y más al mundo lo que realmente está sucediendo. Y simplemente, tienes que dejar de lado tus propios sentimientos en esos momentos. 

No se lo digo a todo el mundo. Sólo digo que es para mí, y para poder continuar y hacer esto que hago, ese fue el compromiso que hice en ese momento.

Sharon: Gracias por compartir eso. Hay algunas preguntas que están surgiendo en el chat que quiero asegurarme de que contestemos y voy a volver a algunas de las otras preguntas que nuestros seguidores han hecho. 

Mucha gente se pregunta cómo elegimos qué matadero investigar.

Sean: Eso se remonta a la estrategia de investigación de la que hablabas en términos de que estamos queriendo vincularnos con la legislación. Ya sea como lo que estamos haciendo en México donde las investigaciones son la base para la legislación que se propone. 

Y hemos tenido mucho éxito en México. Es absolutamente increíble cómo estamos alimentando ese proceso legislativo. 

O en Brasil donde queremos contrarrestar las medidas que se están aprobando que reducirán la protección de los animales. En Brasil quieren eliminar los inspectores de los mataderos y permitir que los mataderos se auto-inspeccionen. 

Es muy similar a un programa que está en fase de prueba en los EE.UU. Y es una alta velocidad en la matanza de cerdos y permite a las empresas aumentar la velocidad y hacer la auto-notificación de muchos de los puntos del matadero. 

Y nosotros queremos ser capaces de contrarrestar esas cosas. Así que queremos ser capaces de hacer la investigación en los mataderos que forman parte de este programa o que están conectados a una empresa en la que queremos influir. 

Todo eso está contenido en ese tipo de matriz más grande que estamos usando para elaborar una estrategia y tener la mayor cantidad de impacto con estas investigaciones. 

Sharon: Yo quería volver a la crueldad de primera mano y no poder intervenir. No siempre puedes o, muy raramente, puedes rescatar a un animal.

Y, de nuevo, esto es algo que hemos hecho sólo en algunos países. En Europa, también recuerdo que una vez hicimos una investigación con la actriz Rooney Mara y ella quería ver de primera mano lo que ocurría dentro de las granjas de pollos y cerdos porque ella es vegana, es una activista y una increíble defensora de los animales.  

Y recuerdo particularmente que había una instalación en la que estuvimos y las cerdas madre estaban en lo que se llama jaulas de gestación. Y estas son las jaulas, son cajones, donde dan a luz y donde están con sus lechones durante algunas semanas antes de que los cerdos sean llevados para ser criados y luego, finalmente, después de cuatro a seis meses son enviados al matadero.

Y recuerdo que mientras estábamos allí – y esto ha sucedido muchas veces mientras visitaba granjas de cerdos – una de las cerdas madre empezó a a parir. Lo estábamos filmando y ver la escena de esta madre, este mamífero, dando a luz a sus lechones en una jaula de metal fue muy impactante. 

Generalmente la madre da a luz y los lechones tardan unos segundos o unos minutos en llegar a donde pueden mamar y estar cerca de su madre. Pero uno de los lechones había quedado envuelto en la placenta. Y pude entrar en la paridera. Yo estaba, por supuesto, llevando un traje de bioseguridad. Y pude desenredar a este lechón y acercarlo hasta la madre para que pudiera mamar. 

Y es el proceso de dar a luz que es tan importante, ¿verdad? Así que le damos tanta importancia como humanos y vemos que en los animales es, simplemente, otra parte del proceso que queremos hacer tan rápido y eficaz como sea posible. 

Y no importa si algunos de los lechones mueren durante el proceso porque lo único que importa son los números y que se alcancen ciertos números. 

Sharon: Bien, me dicen que quedan diez minutos así que voy a moverme a algunas de las preguntas más frecuentes. Una de ellas a la que quiero llegar, Sean, es ¿cómo los investigadores son capaces de hacer frente a lo que ven y qué recursos tienen a su disposición?

Sean: Mucho de eso tiene que ver con nuestra selección de candidatos. Así que como estábamos diciendo, si tú realmente amas y quieres ayudar a los animales, tal vez este no sea necesariamente el trabajo adecuado para ti.

Estamos haciendo un montón de selección en ese primer paso y luego una gran cantidad de preparación para lo que la gente experimentará y lo que encontrarán en esos diferentes tipos de situaciones angustiosas que podrían enfrentar, como lo que acabas de describir al presenciar estos nacimientos. 

Y cómo las condiciones son duras y esa abrumadora sensación de que, ‘Bien, aquí estoy colocando este lechón. Entonces la madre no puede ni siquiera girar y conocer a su lechón y guiarlo para que sea capaz de amamantar’. 

Es una emoción tan abrumadora cuando ves a las cerdas en esas jaulas donde ni siquiera pueden hacer contacto visual con sus bebés en esos primeros momentos, y estamos haciendo un montón de preparación para todo eso. 

Y luego hay simplemente que recibir llamadas telefónicas después del trabajo de los investigadores que dicen, ‘Yo sólo estoy tan cansado. Estoy tan agotado. La instalación nos hace trabajar 14 horas y luego tenemos que volver mañana y volver a trabajar a las 7 de la mañana y sólo tengo cuatro horas de sueño. ¿Puedo hacer mi informe el fin de semana?’

Y hablamos de todas estas cosas en ese momento para estar ahí y compartir esa experiencia y tener esa salida disponible para ellos. 

Y también tenemos servicios de asesoramiento para las personas que realmente sienten que están abrumadas por lo que han visto y quieren tomar un descanso de hacer ese tipo de trabajo.  

Pero es algo muy difícil y la mayor parte de eso tiene que ver con la intensa cantidad de preparación que estamos haciendo para que la gente no se sienta abrumada en esos momentos.

Sharon: Stephanie pregunta, ‘¿Alguna vez fuiste capaz de conseguir el cierre de alguna granja o matadero?

Sí, absolutamente. Y creo que hemos calculado que, gracias a las investigaciones de Igualdad Animal, alrededor de 90 instalaciones han sido cerradas. Igualdad Animal hizo una investigación en el comercio de carne de perro y gato en China y luego trabajamos, después de esa investigación, con autoridades del país y logramos conseguir que 44 puestos en un mercado que vendían carne de perro y de gato fueran cerrados.

Y, de hecho, relacionado con esta investigación, nuestra directora ejecutiva en Italia, Alice, acaba de estar en el Senado italiano esta semana hablando de la crueldad animal y el trabajo que Igualdad Animal ha hecho para documentar la matanza de gatos y perros en China. 

Y luego otro ejemplo son las investigaciones que hicimos en México como parte de una campaña que se llamó Enemigo del Planeta donde documentamos, a través de imágenes de drones y con investigaciones, graves violaciones de las leyes ambientales en México y logramos que 44 de esas granjas fueran cerradas por violaciones de las normas ambientales. 

Estas no son necesariamente nuestras estrategias clave dentro de la organización. Siempre queremos asegurarnos que somos capaces de lograr el cambio del sistema. Así que es poner fin a las jaulas, mejorar el bienestar de los pollos y aprobar leyes que protejan el bienestar de los animales en granjas en general.

Pero, definitivamente, son estas las demandas que perseguimos cuando es posible, y es posible en algunos casos. ¿Quieres añadir algo a esto, Sean? 

Sean: Sí. Y no siempre tenemos la respuesta perfecta por parte de las fuerzas del orden en los EE.UU. Podría ser muy difícil que se comprometan en algunas de estas cuestiones. 

Podríamos estar viendo esta horrible crueldad y que alguien de esa comunidad diga, ‘Oh, bueno, lo que estás viendo es sólo lo que sucede en una granja y tú eres demasiado sensible’.

Así que en muchas de estas investigaciones, lo que estamos tratando de hacer es romper esta barrera entre el hecho de que las leyes de crueldad animal no están diseñadas sólo para proteger perros y gatos. Están pensadas para prevenir la crueldad a todos los animales. 

Y muchas fuerzas de seguridad no son conscientes de ello. Piensan, ‘Oh, bueno, si esto sucede en un matadero o dentro de esta gran granja industrial de la empresa, entonces no tengo ni siquiera el derecho de entrar y hacer una investigación o desafiar lo que están haciendo’. 

Así que tenemos que hacer mucho trabajo con ellos para decirles que, en realidad, la ley está ahí para proteger a los animales y tú estás pensando que porque van a ser sacrificados por su carne no deben ser protegidos en cualquier punto del proceso. Y es un error. 

Y uno de nuestros más recientes esfuerzos para promover nuestros objetivos de investigación ha sido con la demanda a Foster Farms que presentamos en California. 

Debido a que la aplicación de la ley no estaba dispuesta a participar con nosotros en la crueldad que documentamos en el criadero de Foster Farms en California, ahora estamos presentando una demanda para buscar daños y perjuicios como resultado de las acciones de la empresa en su criadero. 

Sharon: Sean, esta es una pregunta de Munawar que quiero asegurarme de que respondamos: ¿Qué opinas de las leyes Ag-Gag? 

Sean: Las leyes Ag-Gag son simplemente barreras muy flagrantes que la industria usa para presionarnos. La industria de la carne hace lobby para estas leyes para evitar que los activistas, los periodistas y cualquier persona, tomen fotos de animales en una granja industrial o en un matadero. 

Hay varias versiones de estas leyes en este momento. Están activas en algunos estados como Montana, Dakota del Norte, Iowa, Missouri, Arkansas y Alabama. Y son descaradamente inconstitucionales y es puramente una forma en la que la industria dice, ‘Hey, no queremos cambiar nuestro comportamiento. Queremos seguir adelante con nuestra manera de hacer inmensas cantidades de dinero a costa del sufrimiento de los animales. Y lo que haremos es tener una ley que nos proteja de una manera única y que restrinja a activistas o grupos como Igualdad Animal de, incluso, hacer estas investigaciones’. 

Así que somos parte de los esfuerzos de la coalición para revocar estas leyes y hemos tenido éxito, más recientemente en Carolina del Norte. Y creo que veremos a estas leyes  fracasar en los tribunales. Pero, mientras tanto, restringen nuestra capacidad de mostrar al público lo que sucede a los animales en estas situaciones.

Sharon: Estamos llegando al final de nuestro tiempo, Sean. Pero quiero hacerte una pregunta más general. ¿Cuál es tu visión del futuro para el Departamento de Investigaciones de Igualdad Animal? 

Sean: Siempre estamos ampliando las formas en que realizamos las investigaciones. Hemos utilizado drones ampliamente en el pasado y los hemos usado para hacer la conexión entre estas grandes instalaciones industriales y el medio ambiente y el impacto que tienen y la contaminación que provocan. 

También hemos utilizado diferentes tipos de cámaras como las cámaras de 360 y crear este viaje inmersivo en los mataderos y granjas industriales. Así que la siguiente fase es seguir nuestros principios básicos y estar ahí fuera en más lugares. 

Eso requiere muchos recursos, cuanto más seamos capaces de poner a la gente en en el campo y mantenerlos allí y hacerlos llegar para presentar algunas de estas investigaciones, podríamos tener que ir a un centenar de instalaciones y pasar todas estas horas, todas estas semanas y meses viajando. Y eso es increíblemente intensivo en términos de recursos. 

Así que estamos invirtiendo mucho tiempo para encontrar a las personas adecuadas y hacer este tipo de formación y preparación para que tengamos más impacto y podamos ampliar nuestros programas en todos los países. 

Y esa es la manera en la que considero que más podemos influir en el comportamiento de las personas. 

Sharon: Muchas gracias.

Y sólo quiero agradecer a todos los que están viendo y recalcar que las investigaciones encubiertas son el núcleo de lo que somos y lo que hacemos en Igualdad Animal. 

Sean ha estado liderando y haciendo investigaciones durante más de 20 años. Todos los directores ejecutivos de Igualdad han participado y trabajan activamente supervisando y colaborando con Sean en las investigaciones. 

En general, hemos investigado más de 500 instalaciones en todos los ocho países en los que estamos trabajando. Y sólo el año pasado en 2021, Igualdad Animal presentó 19 investigaciones y esperamos seguir haciendo este trabajo pionero en todo el mundo porque esto es lo que los animales necesitan de nosotros. 

Así que muchas gracias a todos por unirse. Os pido que, por favor, sigan apoyando este fuerte, serio, profesional y dedicado trabajo que ha hecho Igualdad Animal y que ha sido dirigido por Sean. 

Y contáctanos, tienes nuestro sitio web, igualdadanimal.org, si tienes cualquier pregunta sobre nuestro trabajo. Y muchas gracias  a todos por preguntar, por participar y por ser parte del cambio que los animales necesitan.  


Más populares
20 enero, 2016

Nunca antes en la historia habían muerto tal cantidad de animales para nuestra alimentación; y nunca antes en la historia cada uno de estos inocentes seres había padecido tanto sufrimiento a lo largo de su vida.
16 diciembre, 2015

La industria cárnica opera bajo un hermetismo enorme. Este artículo arroja un poco de luz sobre las prácticas en los mataderos.
29 octubre, 2018

Si tuvieras la oportunidad de conocer a un animal de granja ¿cómo crees que sería? Si hasta ahora los perros y gatos son los únicos animales con quienes más has compartido, prepárate a conocer a los animales más inteligentes, sociales tiernos y divertidos que hayas podido imaginar. A continuación te…