La ganadería industrial está detrás de la mayoría de las enfermedades infecciosas de la última década

La ganadería industrial ha causado la mayoría de las nuevas enfermedades infecciosas en los seres humanos en la última década y existe el riesgo de que sean el origen de nuevas pandemias como ya ha ocurrido con los mercados de animales vivos.

Así lo afirman expertos de Naciones Unidas y de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) que señalan a los animales y a los alimentos de origen animal como el foco de enfermedades emergentes, como la covid-19. 

Valentina Rizzi, experta de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, asegura que tras gran parte de las enfermedades emergentes está la zoonosis: «Una gran proporción de todas las enfermedades infecciosas en los seres humanos se originan en los animales, y más concretamente la mayoría de las nuevas infecciones emergentes en los seres humanos en los últimos 10 años, provienen de animales o alimentos de origen animal”.

El riesgo sanitario no existe solamente en los mercados húmedos donde se cree que se originó la Covid-19, sino también en las granjas industriales y mataderos que tenemos cerca.

Es en las granjas industriales de pollos donde se han encontrado con más frecuencia virus que han mutado de una forma que sólo afecta a animales, a una nueva y peligrosa para los humanos. Son estos nuevos virus, con los que el sistema inmunológico no está familiarizado, los que pueden resultar más mortales.

De las 16 cepas de nuevos virus de la gripe identificados actualmente como “de especial preocupación”, incluido el H5N1, 11 proceden del virus de la gripe aviar.

«Creo que la Covid-19 es una llamada de atención para ser más responsables con los métodos de cría de los animales, de modo que podamos reducir el riesgo de brotes de patógenos problemáticos en el futuro»

Sam Sheppard profesor Universidad de Bath

Un reciente estudio de las Universidades de Sheffield y Bath apunta a la ganadería intensiva; que implica un uso excesivo de antibióticos, un gran número de animales hacinados y una baja diversidad genética, como el caldo de cultivo perfecto para que los patógenos se propaguen.

«En las últimas décadas, ha habido virus y bacterias patógenas que han mutado de animales a humanos: El VIH comenzó en los monos, el H5N1 vino de las aves, ahora se sospecha que la Covid-19 ha mutado de los murciélagos» «Creo que es una llamada de atención para ser más responsables con los métodos de cría de animales, de modo que podamos reducir el riesgo de brotes de patógenos problemáticos en el futuro» afirma Sam Sheppard profesor de la Universidad de Bath.

¿Quieres saber más? Visita la web con el reportaje completo y comparte. ¡Haz que se sepa!