La retirada de carne procesada aumenta en Estados Unidos por la presencia de metales, plásticos y vidrio

Trozos de metal, plástico duro, goma e incluso vidrio están cada vez más presentes en los productos cárnicos procesados que llegan a los consumidores, lo que ha provocado cifras record de retirada de estos productos en Estados Unidos.  El Departamento de Agricultura del país registró durante el pasado año 34 retiradas por la presencia de productos extraños; un total de 77 mil toneladas de carne.   

Estas cifras suponen un drástico aumento con respecto a hace 10 años. Según un estudio realizado por el Washington Post, en 2009 solo se llevaron a cabo 5 retiradas de carne procesada por estos motivos.

El origen de las piezas de metal que se cuelan en hamburguesas y filetes de pollo rebozados son las máquinas que cortan y trituran los ingredientes. La goma proviene frecuentemente de los guantes de los empleados de las fábricas y los pedazos de plástico y vidrio que se mezclan con los ingredientes, de los envases en los que se comercializan estos productos y de los contenedores que almacenan los ingredientes.

Estos “objetos extraños” se encuentran frecuentemente después de que un consumidor muerde un producto, dañándose un diente incluso, y denuncia el hecho. En otros casos más graves, estos objetos, pueden causar asfixia e incluso dañar el tracto intestinal.

«Es un shock encontrar algo que claramente no pertenece a un producto, como un tornillo, virutas de metal o material de empaquetado. La preocupación siempre es haberse tragado otros pedazos sin querer» Robert Rausch, Abogado especializado en seguridad alimentaria.

Según los expertos y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos la causa del incremento de la presencia de objetos extraños podría estar detrás del hecho de que los fabricantes están acelerando la velocidad de las líneas de procesamiento para aumentar la producción, a veces utilizando equipos viejos que sufren desperfectos por esta tensión adicional.

Las piezas de plástico protagonizan casi la mitad de los retiradas por objetos extraños y el metal cerca del 25 por ciento. El resto de los alimentos retirados estaban contaminados con goma, vidrio, cartón o madera.

Los productos cárnicos más afectados por la presencia de objetos extraños son las salchichas y los filetes de pollo empanados, además de las carnes de charcutería, los guisos de carne de vacuno, los burritos de carne, las hamburguesas y las pizzas de pollo.

¿Nos ayudas a seguir trabajando por ellos? Únete a Igualdad Animal