Detenidos tres carniceros por vender carne de perro en Yemen

Yemen, Bait al Fagih > Hudiedah

Tres carniceros han sido arrestados este lunes en Yemen por vender carne de perro. Al parecer, los clientes fueron atraídos por los precios relativamente baratos a los que se ofrecía la carne – a pesar de la actual crisis alimentaria que sufre el país – , generando enormes colas a las puertas del establecimiento.

El descenso en el número de perros callejeros alarmó a los lugareños del distrito Eid al-Fitr, que empezaron a sospechar que los tres carniceros mataban a los perros y vendían su carne haciéndola pasar por carne de vaca y cabra.

 

La mayoría de los juristas islámicos consideran a los perros como animales "impuros", por lo que no sólo está prohibido comerlos, sino que en general los musulmanes tratan de evitar el contacto con ellos. En la zona del Golfo de Adén, los perros rara vez son considerados miembros de la familia y sólo son utilizados para "trabajos útiles", como la vigilancia de propiedades o la caza.

Los perros son considerados por muchas de las personas que viven con ellos como miembros de su familia, animales sensibles, nobles e inteligentes con quienes compartir la vida y a los que proteger. Sin embargo, miles de perros son matados cada año en países como China o Korea para servir de alimento, al igual que sucede con vacas, gallinas, cerdos o peces en el resto del mundo.

Por suerte, cada vez somos más las personas que decidimos respetar a todos los animales, excluyendo los productos de origen animal de nuestra dieta, así como evitando cualquier otro servicio o producto que implique que éstos sean utilizados.


Fuentes: