Combates a muerte de perros en Pakistán

Pakistán, Punjab

Las peleas de perros son algo habitual en Punjab, Pakistán, durante la temporada de invierno. Las reglas del combate son sencillas: la pelea termina cuando uno de los perros muere desangrado, huye o su dueño decide retirarlo, convirtiendo al otro perro en "vencedor" del encuentro.

El destino de los animales heridos durante los combates es incierto: «Cada uno se ocupa de su perro. Aquí los veterinarios sólo curan animales grandes. Nadie se preocupa por los perros. Quizás en Islamabad sí, puede haber clínicas, pero aquí en la zona rural no hay nada para curar a los perros.»

«Estos combates se realizan en invierno, el resto del año entrenamos a los perros. Para cada perro hay una persona que se ocupa de sus ejercicios: sacarlo a pasear por la mañana y por la noche», explica uno de los propietarios de estos perros, que afirma que los perros son alimentados y cuidados con mucho esmero.

A pesar de tratarse de una práctica ilegal según las leyes de Pakistán, que puede suponer 6 meses de cárcel y multas de 11 dólares, la policía pasa por alto estos encuentros y los aficionados siguen realizando las peleas con total impunidad.

«Es un entretenimiento para los hombres. Nuestros perros son mejorados especialmente para las batallas», afirma uno de los asistentes.

 

 


Fuentes: