Sufrimiento extremo en las granjas de la segunda productora de pollos más grande de Reino Unido

Igualdad Animal acaba de sacar a la luz las terribles condiciones y el sufrimiento extremo que padecen los animales en tres granjas avícolas que suministran a Tesco, Sainsbury’s y McDonalds.  Paradójicamente las tres instalaciones cuentan con la certificación Red Tractor; un sello que garantiza que se cumplen parámetros de bienestar animal. 

Igualdad Animal ha documentado como muchos de estos animales sufren lesiones graves en las patas que les impiden acudir a los comederos e incluso levantarse. Esto se debe a la selección genética a la que se les somete para que adquieran un gran peso en el menor tiempo posible. Esta característica afecta a sus órganos y extremidades que en muchas ocasiones no soportan el peso y se fracturan. 


Algunos animales están tan heridos que son incapaces de mantenerse en pie. 

La investigación realizada durante los primeros tres meses de 2019 muestran las condiciones de vida que soportan los pollos en estos gigantescos gallineros formados por hasta tres pisos. En cada uno de los diferentes niveles conviven hacinadas más de 30.000 aves.

Los investigadores de Igualdad Animal encontraron en todas sus visitas cadáveres pudriéndose durante días entre las aves vivas y pollitos de tan sólo unos días con grandes dificultades respiratorias.  

Javier Moreno, Director de Igualdad Animal en España, asegura que las granjas de pollos modernas son el infierno en la tierra; «Los pollos se han seleccionado para crezcan al máximo en el menor tiempo posible, haciendo que ni siquiera aguanten su propio peso. El cuerpo del animal se ha convertido en su jaula, sufriendo cada segundo de su vida»


Estas condiciones antinaturales son las habituales en las granjas avícolas modernas.

Por su parte Toni Vernelli, Directora de Igualdad Animal en Reino Unido añade;  «A medida que nuestro apetito por la carne de pollo ha crecido, también lo ha hecho el tamaño de las granjas avícolas británicas. Estas imágenes de aves sufriendo en cobertizos gigantes de dos pisos serán un shock para muchos consumidores que compran carne certificada por ‘Red Tractor’ pensando que pueden confiar en sus normas de bienestar animal. Sin embargo, la verdad es que las condiciones antinaturales que los pollos se ven obligados a soportar en estas enormes granjas son espantosas» Toni Vernelli, Directora de Igualdad Animal en Reino Unido. 

Los investigadores de Igualdad Animal visitaron cada una de las tres granjas varias veces entre los meses de febrero a abril de 2019.
Las imágenes obtenidas han sido enviadas al sello de bienestar animal ‘Red Tractor’ y a la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal de Reino Unido.

¿Quieres recibir las mejores noticias de actualidad sobre los animales y opciones de alimentación?
¡Suscríbete a nuestro e-boletín!