Instalan cámaras de circuito cerrado en mataderos de Australia

Australia

Los principales productores de carne de Australia han accedido a introducir cámaras de circuito cerrado de TV para vigilar los mataderos de su país con la intención de que los métodos de matanza sean más transparentes para los consumidores.

La situación que viven los animales en los mataderos de Australia ha estado bajo el punto de mira varias veces en los últimos meses. En febrero de este año, un matadero de Sidney fue cerrado tras publicarse un vídeo de Animal Liberation NSW mostrando el brutal trato recibido en este lugar por ovejas, vacas, cabras y cerdos. El matadero está ahora bajo investigación.

En noviembre de 2011 otro matadero fue cerrado en Gippsland después de ser hacerse públicas otras tantas imágenes de manos de la organización Animals Australia.

Una de las empresas que seguirá este procedimiento es la Teys Australia, responsable de aproximadamente el 18% de las matanzas realizadas en territorio australiano. Sin embargo, una de las mayores procesadoras de carne, la JBS, se resiste a seguir el ejemplo de Teys.

En 2011, una serie de grandes cadenas de supermercados del Reino Unido exigió la instalación de sistemas de circuito cerrado de TV en todos sus mataderos proveedores, en un intento de tranquilizar a los consumidores y mostrar que los animales no estaban siendo “cruelmente tratados”. Se estima que uno de cada cinco mataderos en el Reino Unido han sido ya equipados con estos sistemas de grabación.

Además, la Food Standards Agency de Reino Unido está estudiando la introducción obligatoria de cámaras de circuito cerrado en todos los mataderos del país, según propuesta de varias organizaciones de bienestar animal.

En EE.UU. estos sistemas son también comunes, aunque no obligatorios.

 

La transparencia en cualquiera de los procesos de explotación animal es fundamental para que la sociedad tome conciencia de lo que determinados hábitos suponen para la vida de otros individuos. No sólo en mataderos, sino también en granjas, barcos de pesca, laboratorios, circos, zoológicos, etc., los animales están sufriendo un maltrato constante y una privación de libertad continuada, pues están siendo utilizados en contra de su voluntad.

La mayoría de la gente afirma no querer causar un "daño innecesario" a otro animal, clasificando muchas de las actividades que se realizan con ellos como "crueles" y perfectamente evitables. Pero lo cierto es que cualquier uso que hagamos de los demás animales es totalmente innecesario: no necesitamos alimentarnos de sus cuerpos y fluidos, tampoco vestirnos con sus pieles o plumas, y sabemos divertirnos perfectamente sin tener que recurrir a ellos como entretenimiento.

¿Entonces? ¿Cómo poner fin al maltrato animal, con o sin cámaras que nos lo muestren? La respuesta en sencilla: viviendo de forma vegana.

Millones de personas en todo el mundo ya han decidido vestirse, alimentarse y divertirse sin que ello suponga menospreciar la vida de otro ser con emociones y sentimientos. Por favor, infórmate sobre cómo dar este paso en tu vida... porque es fundamental para la vida de millones animales.


Fuentes: