Buscan a un pingüino fugado del zoológico de Tokio

Japón, Tokio

Escalando hábilmente por una escarpada pared de piedras, un pingüino logró escapar la semana pasada del zoológico de Tokio en el que se encontraba recluido.

El pingüino, de un año de edad, fue visto por última vez dándose un baño en la desembocadura del río Edogawa, cerca de la bahía de Tokio, tan tranquilamente.

Según cuenta uno de los funcionarios del Tokyo Sea Life Park, el ave debió escapar sorteando una de las paredes de piedra del recinto, aunque no entiende muy bien cómo lo hizo.

“Por supuesto que no puede volar, pero a veces la vida silvestre es capaz de desarrollar un “explosivo poder” cuando se ve amenazada por algo. Quizás corrió hacia la roca después de asustarse por algún motivo”, dijo.

Los funcionarios del zoológico llevan desde la semana pasada recorriendo el área en la que el pingüino fue visto por última vez, con la intención de capturarlo y llevarlo nuevamente al zoo.

“Es bastante costoso atraparlo cuando está nadando, debido a que lo hace a una velocidad tremenda. Estamos esperando que suba a tierra para dormir para poder capturarlo.”