El tribunal de La Haya ordena a Japón detener la caza de ballenas

Países Bajos, La Haya

La Haya ha revocado los permisos de Japón para cazar ballenas en La Antártida. Fotografía: AFP

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha ordenado este lunes a Japón que "revoque" los permisos de caza de ballenas en la Antártida porque no se ajustan a los "fines científicos" exigidos por la legislación internacional.

El presidente del mayor órgano judicial de las Naciones Unidas, Peter Tomkaha, ha anunciado que por 12 votos a cuatro, la Corte ha decidio que Japón tendrá que revocar cualquier permiso o licencia relacionado con el programa Jarpa II y evitar pedir otros permisos en el contexto de ese programa. Se acusa a Tokio de pasar por investigación científica el negocio de la matanza de ballenas.

Australia, acusó en 2010 a Japón de practicar la caza de ballenas en el marco de un programa de investigación científica y había pedido a la Corte Internacional de Justicia que ordenara a Japón detener el citado programa Jarpa II.

Gracias a este programa los japoneses podían realizar estudios sobre el ecosistema antártico y las poblaciones de ballenas, dentro de lo cual estaba permitida la caza de ballenas.

Australia y Nueva Zelanda impulsaron la denuncia contra Japón en los tribunales internacionales indicando Tokio utilziaba la excusa de la investigación científica para seguir cazando y lucrándose con la caza de ballenas.

Japón reconoce que la carne de ballena cazada termina en los puestos de los mercados.

Según Australia, Japón ha matado a más de 10.000 ballenas entre 1987 y 2009.

La caza de ballenas está prohibida a nivel internacional desde 1986, aunque países como Noruega e Islandia y otros países continúan practicándola a una escala menor.

 


Fuentes: