Nueva investigación en Australia saca a la luz lo que nos oculta la industria del huevo.

Producir huevos para millones de consumidores tiene un precio: generar uno de los peores maltratos conocidos. ¿Por qué no se sabe esto? Porque la industria del huevo nos lo oculta para que no tengamos problemas en consumir huevos.

Las organizaciones australianas de protección animal Aussie Farms y Animal Liberation NSW acaban de sacar a la luz una investigación que revela, una vez más, prácticas habituales de esta industria a nivel internacional.

La investigación nos muestra los primeros momentos de vida de los pollitos en las incubadoras industriales en las que nacen. Igualdad Animal también llevó a cabo una investigación en incubadoras industriales españolas.

En estos lugares completamente mecanizados se separa a los pollitos macho de las hembras. Por cada hembra nacida hay un macho, ya que como es habitual el porcentaje de sexos en el nacimiento es del 50%.

El destino de todos los pollitos macho se muestra con toda su crudeza en el vídeo de la investigación. A los pocos momentos de nacer, una vez han sido identificados como machos, son triturados vivos. Al no poner huevos la industria considera a los pollitos macho inservibles. Esta práctica es desconocida por los consumidores, ya que la industria del huevo no está obligada por ley a mostrar sus procedimientos.

El destino de los pollitos hembras no será mucho mejor. Son enviadas a granjas donde vivirán toda su vida enjauladas en grupos de hasta seis gallinas. Ni siquiera tienen espacio para extender sus alas. No ven nunca la luz del sol ni sienten el aire fresco.

Estas granjas están diseñadas para que las gallinas pongan hasta 300 huevos al año. En libertad, las gallinas ponen un número de huevos muy inferior. Este ritmo de puesta consume literalmente la salud de las aves, que al año y medio son enviadas al matadero. En ese momento comienza un nuevo ciclo de vida y muerte artificial.

Por favor, si quieres ayudar a estas aves, uno de los animales más maltratados en la ganadería industrial, considera dejar los huevos fuera de tu alimentación. En este enlace tienes un tutorial de métodos alternativos al huevo en la cocina. Estarás ayudando a reducir el terrible sufrimiento y muerte de estas sensibles aves.