Conoce al primer vegano que logró escalar el Everest

Cuando Kuntal Joisher descubrió su afición por la naturaleza hace 8 años, ni en sus sueños más descabellados se hubiese imaginado a sÍ mismo escalando montañas.

Entre 2009 y 2014 escaló con éxito varios picos en Las Gaths Occidentales, Nepal y Patagonia. Y tras más de 15 expediciones de trekking en la India y un tramo de las cumbres más altas del mundo en la cordillera del Himalaya, se convirtió en el primer vegano en llegar a la cumbre del monte Manaslu, la octava montaña más alta del mundo.

Pero Kuntal aspiraba a mucho más: quería ser el primer vegano en alcanzar la cumbre del Everest. Y quería desmentir la idea de que la dieta sin carne había sido el motivo de las muertes de montañistas veganos y vegetarianos que intentaron alcanzar la cumbre del mundo.

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro e-boletín y recibe las mejores noticias de actualidad sobre los animales y opciones de alimentación.

 

Previamente al primer ascenso de Joisher, Maria Strydom, una montañista australiana experimentada y vegana murió en su intento por subir este monte. Los tabloides, se centraron sin reparo alguno en el hecho de que había muerto por ser vegana y obviaron que la gente muere constantemente en el Everest.

De hecho, en el Everest han muerto 275 personas en la última década, y la mayoría de los medios de comunicación suelen informar de sus muertes con respeto y sin hacer referencia a sus dietas.

Después de tres años de intenso entrenamiento, el primer intento de Joisher en escalar el monte en 2014 se vio frustrado cuando una avalancha le quitó la vida a 16 guías sherpa y escaladores. Fue el evento más mortífero en la historia del Everest.

 

Noticia relacionada: 8 deportistas que prueban que comer carne no es necesario

 

Y tras un segundo intento también fallido (un terremoto que lo detuvo), y sacudido por el hecho de haber escapado dos veces de la muerte, en un tercer intento alcanzó a los 36 años la cúspide más alta del planeta luego de 60 días de expedición.

 

 

«Estar en la cima del mundo con una bandera vegana fue una gran manera de retribuirle a esta causa que cambió mi vida entera», confiesa Joisher. «Si un individuo de 110 kg que vive una vida sedentaria, sin ningún tipo de antecedentes en resistencia o escalada de montaña puede transformar su vida y subir a la cima del Monte Everest, no hay nada imposible».

 

Noticia relacionada: Los atletas que siguen una alimentación veggie son tan o más fuertes que aquellos que comen carne  

 

Kuntal ha derribado todos los mitos. Tras 60 días de ascenso demostró al mundo que practicar alpinismo de alto nivel siguiendo una dieta vegetal es perfectamente posible.

Él asegura que cada uno de sus ascensos han sido una oportunidad de demostrar que somos capaces de escalar grandes montañas y de romper los mitos y estereotipos en torno a las alimentaciuones basadas en vegetales.

 

 

Fuente: http://www.latimes.com/socal/daily-pilot/news/tn-dpt-me-vegan-mountaineer-20161027-story.html