Entrevista: Así es un investigador de Igualdad Animal

Él es un amante de los animales, pero su trabajo lo ha llevado a presenciar cómo un granjero mataba a cerdos recién nacidos estampándolos contra el suelo, entre otros terribles abusos.

Ha adoptado distintas identidades para conseguir el material videográfico que saca a la luz cómo los animales son convertidos en comida. Ha sido amenazado de muerte, pero no se detendrá ante ningún maltratador de animales.

«Mario» (así lo llamaremos) es un investigador de Igualdad Animal. Gracias a él y a otros investigadores, los consumidores están cada vez más sensibilizados sobre el sistemático maltrato animal que supone la ganadería industrial.

Hoy le preguntamos algunas cuestiones de interés general para que conozcas mejor el imprescindible trabajo de las personas como él.

 

Pregunta: Hay personas a quienes les inquieta que los investigadores graben imágenes pero no detengan el maltrato que tiene lugar ante sus ojos, ¿qué les dirías?

Respuesta: Estas personas seguramente, al igual que yo, quieran que los animales vivan libres y no sean criados para vivir una vida de miseria en naves oscuras, sin embargo, obtener imágenes de su sufrimiento y las condiciones en que viven, a largo plazo beneficia a más animales, ya que sacar una información que la industria agroalimentaria oculta, ayuda a la sociedad a posicionarse de parte de los animales.

Obtener imágenes de un pollo que intenta llegar al comedero sin conseguirlo, porque no puede mantenerse sobre sus patas debido a que su cuerpo pesa demasiado, ayuda a que muchísimas personas empaticen con la víctima y rechacen la ganadería industrial.

P: ¿Cómo pasa alguien de comer carne a trabajar en el seno de la industria cárnica denunciando sus abusos?

R: Comer carne formaba parte de mi vida, es un hábito tan arraigado en nuestra sociedad, que en contadas ocasiones te paras a pensar qué te estás comiendo y de dónde viene.

El poder de las imágenes que otros investigadores sacaron acerca del sufrimiento de animales en granjas industriales me cambiaron la vida para siempre, hace ya diez años.

La conexión emocional y la compasión hacia esos animales golpeados fue Instantánea. Desde ese momento supe que la mejor manera de ayudar a los animales sería ponerme a trabajar y formarme como investigador, para obtener imágenes de maltrato animal en granjas.

«El poder de las imágenes que otros investigadores sacaron acerca del sufrimiento de animales en granjas industriales me cambiaron la vida para siempre».

Estas imágenes revelan al consumidor la realidad de los productos que consume, ofreciéndole la posibilidad de elegir opciones de consumo más compasivas con los animales.

P: Ayer mismo vimos una circular interna de la industria cárnica dando instrucciones a los responsables de granjas industriales y mataderos para detectar a investigadores protectores de los animales como tú, ¿por qué hacen esto?

R: El movimiento de protección animal está creciendo de manera Imparable. Millones de personas están sustituyendo la carne por opciones vegetales más saludables y compasivas.

Cada vez más gente es testigo de la crueldad en granjas industriales a través de nuestras investigaciones, y en poco tiempo nos hemos convertido en una gran preocupación para la industria cárnica.

A la industria cárnica le preocupa que los consumidores sientan compasión hacia esa cría de conejo tirada viva en un contenedor siendo comida por las larvas. Por eso intentan evitar que investigadores como yo saquemos a la luz sus prácticas.

 

¿Quieres recibir las mejores noticias de actualidad sobre los animales de granja?

¡Suscríbete gratuitamente a nuestro e-boletín!

 

P: Igualdad Animal ya ha utilizado la realidad virtual y los drones en sus investigaciones, ¿qué importancia tiene el uso de nuevas tecnologías en el trabajo de un investigador?

R: La importancia de utilizar nuevas tecnologías  es vital en Igualdad Animal; a través de estas nuevas herramientas llegamos al corazón de más personas, siendo nuestro trabajo más efectivo.

Mediante el nuevo proyecto de realidad virtual iAnimal, el espectador es transportado virtualmente a granjas industriales y mataderos, viviendo en primera persona el día a día de los animales destinados a alimentación.

 

P: Has presenciado abusos y maltratos que mucha gente ni siquiera puede ver en los reportajes de investigación de Igualdad Animal, ¿cómo un amante de los animales como tú gestiona presenciar toda esa violencia?

R: Nunca te llegas a habituar a las imágenes que constantemente están presenciando tus ojos y la lente de la cámara que llevas oculta.

«Millones de personas están sustituyendo la carne por opciones vegetales más saludables y compasivas».

Imágenes de cerditos bebé que te miran suplicantes y tienes que dejar atrás, o la de su madre mirándome fijamente con ojos de tristeza pidiendo auxilio, o de un cordero indefenso que bala desesperadamente porque lo han apartado de su madre y está desorientado buscándola en el matadero.

Esas imágenes viven siempre conmigo y nunca los podré olvidar. A veces tengo pesadillas en las que veo a mis propios compañeros de vida, los gatitos con lo que vivo, siendo apuñalados y colgados vivos.

Pero la fuerza y el impacto de mis investigaciones, ver una sociedad que está cambiando y se preocupa cada vez más por la protección de los animales, me da fuerzas para seguir en mi proyecto de vida.

 

P: ¿Qué le dirías a una persona que quiera ayudar a los animales de granja?, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?

R: A las personas que de verdad quieran ayudar a los animales de granja les quiero pedir que todo ese dolor  que he presenciado en primera persona no sea en vano. Por favor, considera reducir tu consumo de carne o sustitúyelo por alternativas vegetales, más sanas y respetuosas con el medio ambiente y con los animales.

Por favor considera apoyar mi trabajo de investigación para seguir sacando a la luz lo que nadie más te mostrará.