Leones de circo a punto de morir en la frontera entre Rusia y Letonia

Rusia

Debido a un problema burocrático, diez leones siguen retenidos a las puertas de la frontera entre Letonia y Rusia. Encerrados en camionetas, a la espera de que sus certificaciones sean aprobadas por los funcionarios rusos, estos animales están expuestos a la terrible ola de frío siberiano mientras van quedando sin reservas de comida.

Los vehículos con los leones llegaron de Montecarlo, a miles de kilómetros, donde participaron en un festival. Sus documentos sólo están cubiertos de acuerdo a la normativa europea y, además, los visados de los trabajadores del circo han expirado, por lo que parece poco probable que se les permita volver a entrar en Rusia.

Dominación, golpes, privaciones de comida y agua, descargas eléctricas, miedo... son partes esenciales del “entrenamiento” que sufren los animales de los circos.

Los leones esclavizados de la noticia, además, están padeciendo en estos momentos otra de las consecuencias de ser considerados simples objetos: permanecen apilados como mercancía a la espera de una firma sobre un papel mientras padecen frío y hambre.

En algunos países los circos con animales están ya prohibidos debido al rechazo social que provocan. Con tu ayuda es posible que suceda lo mismo cada vez en más sitios: no acudir a estos lugares es el primer paso para acabar con ellos. Y es fácil, pues existen multitud de alternativas de ocio que no incluyen la explotación de otros individuos

Pero el segundo paso, el que supone un cambio más profundo y duradero para los demás animales, afecta a la percepción que cada uno de nosotros tenemos de ellos. Comenzar a verlos como lo que son, seres con intereses propios, valiosos por sí mismos con independencia de la especie a la que pertenezcan, marcará el inicio de esa verdadera relación de respeto que les debemos.


Fuentes: