Holly, una maternal perra, rescata a Squirelly, un bebé ardilla huérfano

Reino Unido, Inverness

Un pequeño bebé de ardilla roja ha tenido la suerte de sobrevivir gracias a una maternal perra llamada Holly. El huérfano de pocas semanas de edad, fue encontrado cuando Callum Davidson salió con Holly, una pointer inglés de ocho años de edad, para dar un paseo por el bosque cerca de Torbreck Farm, en Inverness (Reino Unido).

«Me di cuenta de una señal de tráfico diciendo que había ardillas rojas en el zona y por alguna razón me detuve», dijo el Sr. Davidson. «Cuando miré hacia abajo vi a este pequeño bebé ardilla de color rojo que se aferraba a una rama en el suelo. Al mismo tiempo, Holly lo recogió en su boca y me lo trajo. Es una perra muy maternal, muy dulce y apacible, por ello se detuvo ante él y lo recogió.»

Tras su rescate, el huérfano fue llevado al Centro de Recuperación de Fauna SSPCA en Inverness, y, al día siguiente, al Centro Nacional de Rescate de Vida Silvestre en Fishcross, Clackmannanshire, donde el personal lo llamó “Squirrelly”.

El director del Centro, Colin Seddon, dijo: «Squirelly luchó mucho cuando llegó al Centro, pero ahora está alimentándose bien. Es probable que se cayera de un árbol al ser demasiado joven para valerse por sí mismo. Está siendo alimentado con una jeringa cada dos o tres horas y luego se le irá acostumbrando a alimentos sólidos. Se quedará con nosotros hasta que tenga alrededor de 10 semanas de edad, cuando será devuelto a su hábitat natural.»


Fuentes: