Una start-up está creando auténtico cuero en el laboratorio sin que muera ningún animal

Como lo oyes: en pocos años podremos comprar textiles que tendrán la apariencia y el tacto del cuero, pero que serán cultivados en laboratorio a partir de proteína de colágeno. Ningún animal morirá en el proceso.

La start-up Modern Meadow es la responsable de este avance y ha sido entrevistada por la prestigiosa revista Forbes.

El mercado internacional del cuero es una industria que genera 88.000 millones de euros al año, además de productos de deshecho altamente tóxicos y muertes animales. Modern Meadow pretende satisfacer la demanda de este material eliminando la contaminación y el sufrimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

«Cultivamos cuero utilizando la biotecnología. La idea de textiles desarrollados con bioengeniería es prometedora. Si piensas en el siglo XX como el de textiles salidos de la industria petroquímica, como la lycra y el nylon, el siglo XXI es el de la biotecnología», explicaba a Forbes Suzanne Lee, Directora del departamento creativo en Modern Meadow.

 

«La base de nuestros textiles son materiales como los que crean organismo vivos en la naturaleza, pero que ahora nosotros tenemos la capacidad de diseñar en el laboratorio con características que los mejoran para su uso comercial.»

 

Según los científicos, diseñadores e ingenieros de Modern Meadow, en una o dos décadas, los textiles biofrabricados serán comunes, solo es necesario conseguir producirlos a gran escala. Todavía están en una fase temprana de desarrollo.

Sin duda los animales serán los grandes beneficiados del desarrollo de este nuevo cuero. Sus posibilidades son infinitas. Ciertamente encontrarán la resistencia propia de las inercias de los mercados y los consumidores pero, ¿no nos resistimos en su día a tantas otras innovaciones que hoy nos rodean?

Fuente: http://www.forbes.com/sites/rachelarthur/2016/08/22/in-depth-with-modern-meadow-the-bioengineering-start-up-growing-leather-in-a-lab/#1384bd557814