En tres años la «carne limpia» podría llegar a los supermercados

Que puedas comprar en cualquier supermercado carne real que no conlleve la muerte de ningún animal y cuya producción, además, evita el impacto medioambiental e insostenible que implica la ganadería, es algo que podría comenzar a ocurrir en solo tres años. Todo es posible debido a que actualmente las técnicas de producción se han optimizado gracias a que las empresas han captado la atención de importantes inversionistas como Bill Gates, Richard Branson y el gigante distribuidor norteamericano de carnes Cargill Meats.

Chris Lo, un analista de consumo en Global Data, asegura que la «carne limpia» llegará a los anaqueles de los supermercados en 2021 con la empresa Memphis Meats liderando el camino. Por otra parte, la startup israelí SuperMeat, dedicada a la producción de carne limpia de pollo y el grupo PHW, uno de los principales productores de aves en Europa, se han unido para lograr que esta carne llegue muy pronto a este continente.

Gracias a esta asociación estratégica con PHW, SuperMeat estima que en un plazo de unos tres años, la «carne limpia» de pollo se encontrará en las estanterías de los supermercados europeos, a un precio muy similar al de la carne de pollo convencional. Esto es muy alentador debido a que son los pollos los animales más maltratados en el planeta y los que son matados en mayor número.  Piensa solamente que se necesitan hasta 200 pollos para proporcionar el mismo número de comidas que una vaca, y alrededor de 40 pollos en comparación con un cerdo.

 

¿Quieres recibir las mejores noticias de actualidad sobre los animales?

¡Suscríbete gratuitamente a nuestro e-boletín!  

El objetivo de ambas empresas es la aceleración de la producción de esta carne y su distribución en Europa. Las empresas de este área aseguran que el sabor es el mismo, y que los consumidores podrán quedar igualmente satisfechos sabiendo, además, que no ha sido necesario matar a ningún animal.

Supermeat apuesta por la producción de carne limpia de pollo como una solución que revolucionará a la industria de alimentos porque evitará el impacto medioambiental que conlleva la ganadería. La ganadería industrial es una amenaza que genera el 14,5% de gases de efecto invernadero en el mundo y un impresionante derroche de agua y tierras. Mientras que la producción de «carne limpia» requiere requiere un 99% menos de tierra, un 90% menos de agua y emite un 90% menos de gases de efecto invernadero.

En apenas tres años encontrarás en el supermercado dos tipos de carne, ambas reales. Una de ellas está hecha a partir de un animal que sufrió y cuya producción perjudica gravemente el medioambiente, y sabe y tiene la misma calidad que la otra, la «carne limpia». ¿Cuál escogerás?


Fuentes: