Bomberos rescatan a una vaca atrapada en un lago helado

, Loveland

El pasado 7 de enero, una vaca de raza Hereford de 14 años de edad, llamada T-Bone, quedó atrapada en un lago parcialmente congelado al noreste de Loveland.

El equipo de bomberos de la zona se acercó al lago tras recibir una llamada del 911.

El propietario dijo a las autoridades que T-Bone, una mascota de la familia, había quedado atrapada en el agua al final de un terraplén de casi 8 metros durante más de cinco horas.

La vaca estaba sufriendo de hipotermia y shock, por lo que los equipos tuvieron que trabajar con rapidez. "Los bomberos tuvieron que crear un ‘ángulo bajo’ con una cuerda y un sistema mecánico con el fin de sacar a la vaca fuera del agua y el terraplén", dijo el portavoz del equipo de bomberos Patrick Love. "El sistema fue anclado a un camión y cuando llegó el momento tiramos de ella más de una docena de bomberos, algunos en trajes térmicos impermeables, para liberar así al animal y subirlo.”

Una vez que la vaca alcanzó la orilla fue evaluada por veterinarios de la Universidad de Colorado que encontraron que su ritmo cardíaco había bajado a alrededor de 30 latidos por minuto. Tras cubrirla con una lona, administrarle  suero por vía intravenosa y darle de comer, el corazón de T-Bone mejoró subiendo a 80 latidos por minuto, según Love.

Se desconoce si T-Bone fue trasladada directamente a su casa o a una clínica para recibir tratamiento adicional que la ayude a recuperarse.

Es esperanzador comprobar cómo, en contadas ocasiones, la solidaridad empuja a algunos seres humanos a ayudar a otros sin tener en cuenta la especie a la que éstos pertenezcan.

En este caso y pese a que la vaca es considerada en el artículo una propiedad de alguien, una mascota de alguien, el equipo de bomberos puso todo su empeño en salvarla, actuando tan eficazmente como en cualquier otra situación de rescate.

Resulta tristemente irónico que mientras unos bomberos ponen todo su empeño en rescatar a una vaca, millones de ellas estén siendo explotadas en granjas, conducidas a mataderos y servidas en los platos de personas que serían perfectamente capaces de ponerse en el lugar de T-Bone y tratar de ayudarla.

Podemos salvar a todas esas vacas sin necesidad de un equipo de bomberos: sólo cambiando los hábitos de nuestro día a día que hacen que sean perjudicadas.

Te animamos a informarte sobre cómo llevar una forma de vida respetuosa con todos los animales. Te animamos a vivir de forma vegana.


Fuentes:


Contenido relacionado: