Cientos de vacas matadas en Galicia ante la amenaza de un brote de tuberculosis

España, Galicia

La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia quiere dar por erradicada la tuberculosis en bovinos, por lo que a la mínima reacción positiva se matan las vacas y se pone en cuarentena la explotación en la que se encuentren durante unos dos meses, ya que el plazo de confirmación del cultivo es de unos 45 días.

Si el resultado es positivo se procede al “vaciado sanitario”, eufemismo con el que se designa al total exterminio de los animales, como ocurrió recientemente en una granja de A Baña. En este caso sólo se mantuvieron con vida 31 de las 174 vacas explotadas en la granja. Sólo una padecía tuberculosis.

Granjas de A Baña, Santa Comba, Mazaricos y Dumbría están intervenidas en estos momentos por la Xunta después de que alguna de sus reses diera una sospecha de positivo en la prueba inicial de la tuberculosis. 

 

Las vacas pueden llegar a vivir unos quince años y en libertad la mayoría disfruta estando tranquilas, cuidando y queriendo a los suyos, pastando en sus lugares favoritos y tomando el sol. Su vida puede parecernos aburrida a nosotros pero ellas disfrutan enormemente con estas actividades.

Conociendo cómo son estos animales, podemos hacernos una idea de lo que padecen cuando son explotadas para beneficio humano. Cuando algunas de sus compañeras, familiares o hijos son llevadas al matadero (donde finalmente acabarán todas ellas), cuando se las recluye y maltrata, estos seres con intensas vidas emocionales e intelectuales sufren tanto como padeceríamos uno de nosotros al ser utilizados en contra de nuestra voluntad.

 

Igualdad Animal muestra la realidad de la industria láctea 

Sustitutos de los lácteos en la cocina vegana 


Fuentes: