Palentina de 19 años tenía 13 cabezas de corzos y ciervos recién abatidos

, Palencia

La Guardia Civil ha encontrado cinco cabezas de ciervo macho y ocho cabezas de corzo macho en una finca situada en Cubillo de Castrejón (Palencia). Unos trofeos que habrían alcanzado un valor de 7.000 euros en el mercado cinegético y que pertenecían a una vecina de la localidad palentina, de 19 años de edad. La joven se ha hecho responsable de estos trofeos de caza asegurando que eran de su propiedad por lo que ha sido denunciada por vulnerar la Ley de Caza de Castilla y León.

Según ha precisado la Subdelegación del Gobierno en Palencia, los trofeos aparecieron sin precinto, marca o documentación que acreditase su legal y lícita procedencia, en el interior de un comedero para animales, dentro de un huerto próximo a una vivienda de Cubillo de Castrejón.

Los agentes del Seprona encontraron las trece cabezas de corzo y de ciervo, de diferentes envergaduras y simetrías, todavía con pelo y sangre fresca y en proceso de descomposición, de lo que se deduce que los animales habían sido abatidos recientemente.

Todas las actuaciones se han puesto en conocimiento de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia, y las cabezas de ciervos y corzos machos se entregaron a Agentes Medioambientales de la Junta.

Nota de Igualdad Animal:

La caza es una tradición cultural que se transmite de generación en generación y requiere de un cambio educacional profundo en nuestra sociedad para erradicarla. En esta ocasión, la denuncia deriva de la infracción de la Ley de Caza de Castilla y León pero, recordamos, que las leyes de protección animal en España, permiten el asesinato de animales como deporte: Cazar es asesinar.

 

Desde Igualdad Animal manifestamos nuestra más absoluta repulsa hacia cualquier modalidad de caza sea del animal que sea independientemente de su especie o situación de peligro de extinción de su población. La caza es una práctica sangrienta cuyas víctimas son contadas por decenas de miles de animales cada año.

 

Queremos remarcar el uso discriminatorio del lenguaje en la descripción de los animales asesinados en esta noticia. Términos como "trofeo" o "ejemplar" son palabras todas ellas que niegan o infravaloran la realidad de cada uno de los animales. Un claro menosprecio a la vida y sentir de cada lobo o animal asesinado. Es la manera de convertir en objetos a individuos capaces de sentir y con intereses propios.


Fuentes:


Contenido relacionado: