Exterminadas 500 palomas en Alicante

España, Alicante > Valencia

Para controlar la población de palomas en la ciudad de Alicante, el Ayuntamiento organiza batidas periódicas. En la última, desarrollada hace unos días,  se atraparon 500 animales que serán matados y servirán de alimento para halcones, como los utilizados en los aeropuertos, y otras aves de cetrería.

«Generan suciedad, dañan los monumentos y pueden transmitir enfermedades a los humanos». Éstas son las razones que argumenta el Ayuntamiento para poner fin a la vida de miles de palomas cada año, realizando batidas en diferentes puntos de la ciudad. Sin embargo, según veterinariosLa última tuvo lugar hace escasos días y en ella se capturaron más de 542 palomas. Según informan desde la Concejalía de Sanidad, se trata de una captura mayor que en otras ocasiones debido a que se ha detectado en las últimas semanas un incremento en la población de estos animales.

 

Cada tres o cuatro meses el Ayuntamiento lleva a cabo este tipo de capturas, «con las que conseguimos que la población de palomas de la ciudad se mantenga en un número óptimo para que los vecinos puedan disfrutar de estos animales sin que su proliferación se convierta en un problema», explica Antonio Ardid, concejal de Sanidad. 

Desde el año 2003 está prohibido alimentar a las palomas en la ciudad de Alicante bajo multas de hasta 600 euros. Desde el año 2002 han sido exterminadas alrededor de 17.000 palomas en esta ciudad.

 

 

Está más que documentado por médicos y veterinarios lo improblable que resulta que las aves silvestres transmitan enfermedades a los humanos. De hecho, estos animales representan un riesgo incluso menor que los propios seres humanos, los perros o los gatos. Sin embargo, la prensa popular y el negocio de control de plagas describe a las palomas como "portadoras de enfermedades", sembrando así el pánico y la aversión entre la población para tratar de justificar las terribles matanzas que se realizan de estos animales. La ineficacia, por otro lado, de esta brutal medida de control poblacional, garantiza el futuro económico de estas empresas de exterminio.

Países como Austria, Italia o Reino Unido han implementado medidas de control poblacional de palomas mediante la esterilización, obteniendo resultados altamente positivos. Incluso en algunas ciudades del Estado español tenemos ejemplos claros: en Calella, Barcelona, se consiguió reducir la población de palomas mediante un progama de esterilización en un 50%, en tan solo 3 años, estimando un descenso del 80% en 5 años.

Los conflictos que surgen entre seres humanos y animales de otras especies deben ser estudiados y solucionados de forma ética; no es justo que los resolvamos siempre de forma unilateral, vulnerando la vida de quienes no son de nuestra especie bajo excusas tan vanas como la simple comodidad o mantener limpias las estatuas o edificios de una ciudad.

Disponemos de la tecnología suficiente para utilizar alternativas que respetan la vida de los animales y que, además, han probado sobradamente su efectividad, muy por encima de la lucrativa matanza sistemática.


Fuentes: