Estudiantes de diseño visitan granjas de visones en Galicia

España, Santiago de Compostela > Galicia

La Asociación Nacional de Productores de Visón de España (VES), en un intento de revertir la tendencia de los nuevos diseñadores a prescindir de materiales de origen animal en sus prendas, ha decidido planificar diferentes visitas de estudiantes a sus centros de explotación, para difundir "la calidad y posibilidades" que ofrecen las pieles extraídas a estos pequeños mamíferos.

Este viernes, 5 de octubre, fue el turno de los alumnos y alumnas de la Escola de Arte e Superior de Deseño Mestre Mateo, de Santiago de Compostela, que visitaron una granja de visones en el municipio coruñés de Brión.

Durante la visita, José Antonio Bermúdez, uno de los principales explotadores de visones del territorio español y presidente de la VES, explicó a estos futuros diseñadores que las granjas españolas mantienen un distintivo de calidad que certifica el origen de la piel y el «buen trato a los animales». También informó a los jóvenes de las expectativas de futuro del sector debido al incremento de la demanda por parte de Rusia y China.

Por su parte, el responsable de diseño de Kopenhagen Fur, Michael Holm, comentó algunas de las innovaciones en el sector, como la posibilidad de tatuar las pieles con láser.

 

 

Últimamente asistimos a todo un despliegue publicitario por parte de los sectores de la explotación animal más cuestionados socialmente: tauromaquia, caza y peletería. El debate social planteado en torno a ellos, en buena medida propiciado por el activismo en defensa de los derechos animales,  supone una gran amenaza a sus intereses económicos, por lo que la infiltración en las aulas, en todos los niveles académicos, parece ser su prioridad: cuanto antes se "normalice" el uso de animales para nuestro beneficio, cuanto antes se inculque a niños y jóvenes las supuestas bondades de ciertas prácticas, cuanto antes les sea extirpada la empatía hacia quienes son mutilados y masacrados por el simple hecho de no ser humanos, mayores garantías de continuidad tendrán determinadas empresas basadas en la explotación animal.

 

Esperamos que las frases hechas, la autopublicidad y el intento de lavar su imagen con estas "amables visitas" no haya engañado a estos jóvenes estudiantes. Jóvenes que forman parte de una generación cada vez más crítica y preocupada por informarse sobre lo que sucede a su alrededor. En la era de las comunicaciones, de las redes sociales, difícilmente se puede ocultar a la sociedad (por más presión y poder económico y político que se tenga) la realidad objetiva, sin maquillar, que esconden lugares tan horribles como las granjas de visones.

Porque la realidad para cientos de miles de visones, cada año, es ésta: www.GranjasDeVisones.es

Igualdad Animal entrevista a un ex trabajador de una granja de visones


Fuentes: