Conceden el hábeas corpus a una orangutana

Argentina, Buenos Aires

La sala II de la Cámara de Casación Penal ha resuelto, por unanimidad, concederle a la orangutana Sandra, encerrada en el zoo de Buenos Aires durante 20 años, el hábeas corpus: "A partir de una interpretación jurídica dinámica y no estática, menester es reconocer al animal el carácter de sujeto de derechos, pues los sujetos no humanos (animales) son titulares de derechos, por lo que se impone su protección en el ámbito competencial correspondiente".

El hábeas corpus en favor de la orangutana había sido solicitado en noviembre pasado por la Asociación de Funcionarios y Abogados por el Derecho de los Animales (Afada), que preside el abogado Pablo Buompadre. Habían alegado el confinamiento injustificado de un animal con probada capacidad congnitiva y se pidió que pudiera vivir entre sus congéneres y en un lugar adecuado.

El zoo porteño tiene un plazo de diez días hábiles para que la Corte Suprema de Justicia pueda rever la decisión y frenar la liberación de la primate, que será trasladada a un santuario en Brasil.

Pablo Buompadre ha señalado que: "ésa es una medida histórica. Constituye un golpe a la columna vertebral del ordenamiento jurídico argentino, cuyas normas civiles consideran a los animales como cosas y abre un camino, no sólo para los grandes simios, sino también para el resto de aquellos seres sintientes que se encuentran injusta y arbitrariamente privados de libertad en zoos, circos, parques acuáticos y centros de experimentación".