El horror de la matanza Halal al descubierto

Reino Unido, Thirsk > North Yorkshire

Investigadores de la organización inglesa Animal Aid instalaron cámaras ocultas en un matadero de Yorkshire donde se practica la matanza Halal.

Las imágenes obtenidas, en las que se ve a los operarios gritando, dando patadas y matando brutalmente a los animales, están causando un gran impacto en Inglaterra.

Después de la difusión de las imágenes, los cuatro operarios que fueron filmados fueron suspendidos de sus funciones y podrían ir a juicio por crueldad animal.

La Food Standards Agency (FSA) ha puesto en marcha una investigación sobre el material audiovisual, diciendo que "no hay excusa para el trato de los animales en la forma en que aparece en el video ", y agregó que los juicios podrían seguir. Entre las imágenes obtenidas por Animal Aid destacan:

• Un trabajador intentando hasta cinco veces cortar los vasos sanguíneos de un animal.

• Ovejas siendo pateadas en la cara y la cabeza, levantadas por sus orejas y arrojadas violentamente a estructuras sólidas.

• Un trabajador de pie sobre el cuello de una oveja consciente y saltando arriba y abajo.

• Empleados riéndose de los animales, gritándolos  y golpeándoles la cabeza.

 

La ley exige a los mataderos aturdir a los animales antes de matarlos, pero hay excepciones religiosas para la matanza Kosher y Halal.

La Sociedad Protectora de Animales de Inglaterra indicó que las imágenes eran muy impactantes y reclamó de nuevo la prohibición de la matanza Halal, a la que se opone la Asociación Veterinaria Británica y existe una petición online con más de 100.000 firmas.

Una vez más sale a la luz el horror de la matanza Halal. En Igualdad Animal presentamos hace unos meses una investigación sobre la matanza Halal en Italia, y al igual que estas imágenes de Inglaterra, la violencia y la brutalidad que se cometían contra los animales era indescriptible.

Las leyes de protección animal de Europa obligan al aturdimiento de los animales en los mataderos, y creemos que las cuestiones religiosas no deberían ser una excepción para el cumplimiento de la ley.


Fuentes: