4 razones por las cuales podrías dejar de comer carne de pollo

A parte de los peces de piscifactoría y gallinas ponedoras, el pollo es el animal que más sufre. Se crían y matan más pollos que cualquier otro animal terrestre en el mundo.

Pero no todo el mundo conoce las condiciones en las que viven los pollos durante su crianza. Los siguientes datos sobre el brutal maltrato al cual la industria somete a estos inteligentes y sensibles animales podrían persuadirte a replantearte el consumo de su carne.  

 

1.Es el animal más abusado y matado en el planeta.

Cada año 60.000 millones de pollos son enviados al matadero. En todo momento en el mundo hay 20 mil millones de pollos, es decir, tres por cada ser humano.

Al ser más pequeños se necesitan 225 pollos para obtener la misma cantidad de carne que de una sola vaca. Esto implica que al consumir su carne muchos más animales han de soportar los más terribles sufrimientos a manos de la industria de la carne.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Su sufrimiento comienza el primer día de su vida.

Los pollitos criados para carne nacen dentro de incubadoras industriales. Las indefensas criaturas nunca conocen a su madre ni reciben su afecto y cuidados.

Los trabajadores separan a los pollitos nacidos con un peso menor o con problemas de salud. El proceso es violento y les arrojan dentro de bolsas de basura o contenedores donde mueren asfixiados o aplastados por mazas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Son forzados a crecer a un ritmo antinatural.

Debido al acelerado crecimiento al cual se les somete, es común entre los pollos de raza broiler la deformidad conocida como «pierna abierta» que hace que sus patas apunten hacia los lados en lugar de hacia el frente.

Muchos agonizan por días al no poder caminar y alcanzar el agua y los alimentos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Los pollos que nos comemos son apenas bebés de 1 mes y medio de vida.

En un entorno natural los pollos pueden vivir entre 5 y 11 años pero aquellos criados para carne son enviados al matadero con apenas 41 días de edad. Los toman por sus patas y los meten violentamente dentro de los camiones lo cual resulta en aves con extremidades dislocadas, huesos rotos, hematomas, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres saber cómo ayudar a los animales, suscríbete ahora a nuestro e-boletín y recibirás de forma gratuita las mejores noticias de actualidad sobre los animales y las mejores opciones de alimentación. Además, aquí puedes descargar gratis nuestro nuevo eBook con deliciosas recetas saludables y respetuosas con los animales.