La ONU señala a la ganadería industrial como gran responsable de la crisis medioambiental

Hay que actuar. Nuestro planeta se enfrenta a una crisis medioambiental sin precedentes y la ganadería es uno de los principales actores que influyen en el deterioro de la Tierra, según la ONU.

Naciones Unidas lanza el informe ‘Perspectivas del Medio Ambiente Mundial’ alertando de las “graves amenazas” a las que se enfrenta la salud humana si no se toman medidas urgentes para cuidar el medio ambiente. Y es que el 77% de las zonas agrícolas es destinado a la producción de pienso para alimentar animales para la producción de carne.

Un dato que también cuenta Greenpeace en su informe ‘Alimentando el problema’, donde señala que “usar la tierra para cultivar alimentos para el ganado es un uso altamente ineficiente de los recursos naturales”. Una cantidad de tierra importante que podría ser destinada a la producción de alimentos vegetales para las personas.

Además, la ONU aconseja “adoptar dietas menos intensivas en carne”, por lo que una reducción en el consumo de productos animales debería provocar a su vez una reducción en la producción de la ganadería industrial. Esto, a su vez, supondría una mayor apuesta por alternativas de origen vegetal y una reducción de desperdicios de alimentos, que ahora suponen un 33%. Y lo que es más importante, evitaría el sufrimiento de muchos animales de granja.