Varios animales mueren en el zoo de Rabat debido al pésimo acondicionamiento de sus hábitats

Marruecos, Rabat

Varios animales del nuevo zoológico de Rabat, entre ellos hipopótamo y una jirafa, murieron en los últimos días a causa de un fallo en la simulación de su hábitat natural, según denuncian fuentes del servicio veterinario del centro inaugurado hace cuatro meses.

Las fuentes, citadas por el periódico "Al Jabar", apuntan que el pasado martes murió un hipopótamo y dos días antes fallecieron cuatro cocodrilos y una jirafa debido a que "el ambiente del zoo no es el adecuado para este tipo de animales".

Asimismo, critican que no se ha respetado la naturaleza fisiológica y ambiental de varios animales traídos de parques naturales africanos, por lo que al no poder adaptarse se ha producido "un desenlace acelerado" de fallecimientos tras la inauguración del zoo el pasado mes de enero.


Visita: www.VidasEnjauladas.org


Los veterinarios agregan que por errores científicos "flagrantes" a nivel de la concepción del acondicionamiento del zoo también se han producido enfermedades y muertes de gatos monteses, zorros y algunos reptiles.

En el zoo, especializado en la fauna marroquí, saharaui y africana, están reproducidos cinco ecosistemas (las montañas del Atlas, la sabana, el desierto, las zonas húmedas y el bosque tropical), que supuestamente permiten simular el hábitat natural de las diferentes especies de animales.

La construcción del zoo, que cuenta con una superficie de 50 hectáreas, costó 460 millones de dirhams (unos 41 millones de euros).

Visita www.VidasEnjauladas.org

 

 

 

 

Los zoos son centros de reclusión en los que los animales sufren y padecen todo tipo de privaciones. Despojados de la posibilidad de desarrollarse según sus intereses y necesidades, apenas pueden relacionarse con otros individuos de su misma especie.

En los zoos los animales sufren, se deprimen, enloquecen, se hieren entre ellos, padecen enfermedades, pasan hambre, pasan frío y calor extremo, en definitiva no pueden vivir como desearían. En los zoos los animales son ridiculizados en penosos espectáculos, sometidos al estrés del griterío de los niños, de las continuas fotos y flashes y de los centenares o incluso miles de personas que pasan cada día por delante de sus jaulas a observar su comportamiento en cautiverio.

Si te importan los animales no vayas al zoo. Educa a tus hijos en el verdadero respeto por los animales.

Trailer Investigación de Igualdad Animal en los Zoos de España


Fuentes: