Nueva investigación muestra la brutalidad de un matadero en Italia

Italia

La organización internacional Igualdad Animal ha presentando un nuevo reportaje con imágenes obtenidas en un matadero de cerdos de Lombardía en Italia.

Algunos de los hechos documentados en el reportaje son:

  • Los animales sacrificados siguen conscientes durante su sacrificio.
  • Operadores que aplican descargas eléctricas con los cerdos para empujarlos.
  • Cerdos tratando de escapar.
  • Aturdimiento ineficaz.
  • Animales que cuelgan de las patas mientras están conscientes.

Desde principios de 2018, Igualdad Animal ha publicado en Italia sistemáticamente vídeos y testimonios que muestran lo que ocurre en los mataderos italianos, tocando todas las especies implicadas y recogiendo en muy poco tiempo el apoyo de más de 140.000 ciudadanos italianos que piden una reforma legislativa en este sentido.

Esta campaña pone de relieve una vez más los graves vacíos normativos, la falta de consecuencias penales concretas para quienes infringen la ley y la ausencia total de controles estrictos en los mataderos.

Hemos estado trabajando para reducir el sufrimiento de los animales durante el sacrificio y con este fin lanzamos una petición al Parlamento precisamente para obtener, entre las diversas peticiones, la instalación de cámaras de televisión de circuito cerrado en los mataderos y el cumplimiento del aturdimiento sin excepciones.

“A pesar del estancamiento político, es esencial avanzar en la búsqueda de soluciones concretas, porque -como demuestran las pruebas de vídeo y las investigaciones- es necesario introducir normas específicas para minimizar el sufrimiento de todos los animales que son condenados cada año al sacrificio en nuestro país”, afirma Matteo Cupi, Director Ejecutivo de Igualdad Animal en Italia.

“Muchos países europeos ya se han movido en esta dirección, cancelando las excepciones para los sacrificios religiosos, como Austria y Dinamarca, o introduciendo cámaras de televisión de circuito cerrado, como sucede en Gran Bretaña y, a título experimental, también en Francia. Incluso los políticos italianos tienen el deber de hacer cumplir las normas y mejorar el marco legislativo que rige el sacrificio que tiene lugar en lugares cerrados en los que, por el momento, no sabemos realmente si se respetan las leyes italianas. Sin las investigaciones y el trabajo de las organizaciones, de hecho, no habría manera de conocer la verdad y los ciudadanos no tendría acceso a esta información “concluye Cupi”.

Únete a Igualdad Animal para denunciar los abusos que se cometen contra los animales